5 causas del dolor testicular

El dolor testicular es un síntoma que puede afectar al hombre, independientemente de su edad, y  ser reflejo de un problema mayor o consistir en algo temporal que desaparece al poco tiempo.

Los testículos son una de las partes más sensibles del cuerpo masculino por su alto grado de exposición y presencia de terminaciones nerviosas.   A diferencia de los órganos, situados en  la cavidad abdominal y en la pelvis, no cuentan con las suficientes barreras anatómicas que los protejan y, por tanto, pueden sufrir pequeñas compresiones o traumatismos que generen dolor, o bien presentar este dolor como señal de otra afección.

Veamos, a modo de resumen, las cinco causas más frecuentes de dolor testicular.

 1. Traumatismos.

Suelen aparecer por golpes o compresiones en la zona, bien sea practicando deporte o tras un accidente de cualquier índole.

2. Varicocele.

El varicocele es una dilatación de las venas del testículo que provoca un malestar constante, pudiendo remedar la sensación de inflamación en la zona y de calor, siendo más frecuente en el testículo izquierdo, aunque también puede afectar al derecho. En función de su intensidad, su tratamiento puede consistir en fármacos o bien en un tratamiento quirúrgico, en el caso de varicoceles de mayor grado.

3. Tumores testiculares

Los tumores testiculares se diagnostican mayoritariamente en varones jóvenes con edad comprendidas entre 20 y 35 años. Se suele diagnosticar habitualmente de forma accidental, con la palpación del testículo y aunque habitualmente su forma de presentación no es el dolor, si pueden debutar como una sensación de “pesadez” en el área genital.

4. Torsión testicular.

Este cuadro puede aparecer en cualquier edad de la vida pero es más frecuente antes de los 25 años, provocando un dolor súbito e intenso  que no cede con ninguna posición. El origen lo encontramos en el giro que realiza el testículo sobre su eje, el cordón espermático, lugar por  el cual suministra sangre a este órgano  desde el abdomen. Junto al dolor, también  puede presentar hinchazón, dolor abdominal, náuseas, ganas frecuentes de orinar.

En cuanto a las causas de su aparición estas no son claras, si bien pueden aparecer horas después de realizar una actividad intensa, o bien durante el sueño por una contracción brusca de las capas musculares que envuelven al teste. La torsión testicular requiere de cirugía en unos plazos cortos desde su identificación y diagnóstico.

5. Orquiepididimitis.

Se trata de la inflamación del epidídimo (conducto que conecta el canal deferente al testículo) y está causada por una infección bacteriana la mayoría de las  veces y provoca un dolor intenso en los testículos, acompañado por inflamación de la bolsa escrotal y fiebre. Estos síntomas suelen durar entre 1 a 6 semanas, necesitando de tratamiento farmacológico, pero también puede durar más tiempo, considerándose una afección crónica.

Cuando esta infección afecta al testículo hablamos de orquiepididimitis

 

Otras causas:

Además de estas causas, el dolor de testículos también puede deberse a otro tipo de patologías como, por ejemplo, hernias inguinales, paperas o cáncer de testículo.

 

¿Cómo actuar frente al dolor de testículos?

  • Si el dolor es brusco e intenso, y no se ha producido un traumatismo, se debe acudir a urgencias para un diagnóstico. Como hemos mencionado anteriormente, en el caso de que exista torsión testicular es importante una pronta actuación, ya que se corre el riesgo de perder el testículo si el flujo sanguíneo es interrumpido durante mucho tiempo.
  • En el caso de traumatismos y según la magnitud del mismo, el dolor deberá remitir de forma gradual en menos de una hora. Mientras tanto, se puede aplicar frío en la zona, reposar o tomar algún analgésico. Si apreciamos un aumento de volumen del escroto o cambia el color de la piel por una tonalidad rojo violáceo, deberá acudir al centro más próximo para realizar la pertinente evaluación.

Pero lo más importante es que, si el dolor de testículos permanece, es intermitente en el tiempo o varía de intensidad, lo aconsejable es acudir a un especialista que estudie las molestias y valore la causa.

Dejar respuesta