El decálogo de la seguridad vial infantil

Gracias a la colaboración con la Dirección General de Tráfico, por segundo año consecutivo desde Vithas Granada hemos desarrollado un Taller práctico dirigido a padres y madres fundamentalmente, aunque en general a cualquiera que viaje o pueda viajar con bebés y con niños pequeños, dedicado a mejorar al seguridad vial materno-infantil.

Navidad en un período de desplazamientos masivos, por lo que es un momento ideal para recordar unos consejos prácticos mínimos que sirvan para evitar muertes infantiles y daños en los accidentes de tráfico que se puedan producir.

Para ello nos hacemos eco del “Decálogo de la seguridad vial infantil” que publicó la Revista Tráfico y Seguridad Vial. Recordar que utilizar correctamente los sistemas de retención infantil suponen un 75% por ciento menos de muertes y una reducción en las lesiones del 90%. Evidentemente, merece la pena seguir estos consejos.

  1. SIEMPRE: Lleva siempre al niño en un sistema de retención infantil adecuado a su tamaño y peso. Nunca dejes al niño solo en el interior del coche.
  2. ESPECIALIZADO:Para comprar el sistema de retención infantil acude a un comercio especializado. Te asesorarán sobre las necesidades del niño, las características de cada silla y su instalación.
  3. HOMOLOGADO: Comprueba que el sistema de retención infantil está homologado y que en su etiqueta se especifica claramente el peso y a talla para la que se ha diseñado.
  4. NUEVA: No compres sillas de segunda mano, ni aceptes las que ya se han utilizado durante mucho tiempo. Después de un accidente la silla debe ser sustituida.
  5. COMPATIBLE: Antes de comprar, compruebe que el sistema de anclaje de tu vehículo se adapta a las necesidades de la sillita.
  6. CON RESPALDO: Para los niños más mayores es aconsejable utilizar sillas con respaldo al menos hasta los 1,35 metros de altura. Aumenta su protección en los impactos laterales.
  7. ASIENTOS TRASEROS: Instala la silla en las plazas traseras del vehículo (preferentemente la central). Sube y baja al niño por la parte segura de la vía (como la acera)
  8. SENTIDO CONTRARIO: Es más seguro que el menor viaje en sentido contrario a a marcha. Como mínimo hasta los quince meses, siguiendo siempre las instrucciones de fabricante.
  9. OBJETOS SUELTOS: Nunca dejes mascotas, o equipajes sueltos en el vehículo. En caso de frenazo o impacto, pueden provocar lesiones graves al niño.
  10. ACCIDENTE: En caso de accidente, saca al niño en su sistema de retención. Nunca en brazos. Por supuesto, siempre que sea posible.

El cinturón de seguridad cada año evita unas 100.000 muertes en el mundo, y ha salvado ya mas de un millón de vidas humanas desde su invención. Y si el cinturón es el mejor salvavidas de los adultos, los sistemas de retención infantiles son la mejor manera de salvar la vida de los más pequeños.

Dejar respuesta