Embarazo durante la cuarentena y apoyo emocional

embarazo durante la cuarentena

Pasar el embarazo durante la cuarentena puede suponer una carga emocional agregada. Ser madre implica que durante el embarazo la mujer experimenta no sólo cambios funcionales para la formación del embrión y el feto, sino también emocionales para la progresiva incorporación cognitiva y emocional del futuro niño en la familia.

De momento, la transmisión intrauterina o perinatal no se ha identificado. Sin embargo, el estrés o la falta de apoyo familiar de la madre puede repercutir en la salud física y psicológica del bebé.

Por esta razón, el papel de la pareja es esencial como apoyo emocional a las mujeres que se ven obligadas a pasar el embarazo durante la cuarentena: escucha, solidaridad y compañía.

“Una sana interacción madre-hijo es fundamental para el desarrollo de los niños y adultos sanos y en esta situación de desconcierto. La mujer debe tener un punto de anclaje que le permita prevenir un derrumbe emocional en momentos de dificultad”, explica la doctora Sandra Ortega, ginecóloga de Vithas Castellón.

¿Qué consecuencias tiene el estrés durante el embarazo?

  • Aumenta el cortisol una hormona asociada con un mayor riesgo de presentar problemas neurobiológicos y conductuales en la infancia, tales como TDAH, retraso en el desarrollo del lenguaje, así como mayor riesgo de autismo, ansiedad y esquizofrenia en la vida adulta.

Para la especialista, “el bebé percibe los estados emocionales maternos, como nervios, estrés o estados de felicidad, en relación a la liberación de hormonas que se producen. Ante un estado de estrés materno, aumenta la liberación de cortisol y adrenalina, y eso podría sentirlo”.

  • Menor crecimiento y desarrollo del feto: El parto es un evento neurohormonal con un diálogo constante entre dos cerebros, el de la madre y el del bebé, y puede verse afectados por el estrés agudo de la madre.

“Se altera el medio fisiológico del útero, aumentando el riesgo de bajo peso para la edad gestacional y menor perímetro craneal, alterando el desarrollo metabólico y deteriorando la función inmune y neuroendocrina del bebé”.

  • Tasas más elevadas de depresión postnatal: “La vinculación con el bebé también se puede ver afectada por una situación de ansiedad que genera por parte de la madre un rechazo de los lazos afectivos”, afirma la profesional.

Cuidado psicológico en el embarazo durante la cuarentena

El cuidado psicológico en el embarazo durante la cuarentena es igual de importante que el físico. Para ello, la doctora Ortega marca unas pautas a seguir para las futuras mamás durante la cuarentena:

  • Dormir mínimo ocho horas.
  • Cuidar la alimentación: dieta mediterránea y suplementos pautados por el ginecólogo.
  • Beber mucho agua.
  • Realizar ejercicio físico suave puede proporcionar resultados excelentes: mejora el estado de ánimo, ayuda a disminuir los dolores, favorece el sueño, ejercita el corazón y controla el aumento de peso.
  • Además, puede ayudar a reducir la diabetes gestacional y la preeclampsia, que es provocada por la tensión alta. “Lo que hay que evitar son los ejercicios que trabajen mucho la zona abdominal”, subraya la doctora Ortega.
  • Generar una rutina diaria y aprovechar para evadirse de la situación con meditación, lectura o pasatiempos. Evitar situaciones que generen inestabilidad emocional.
  • Saber que el ginecólogo y matronas siguen trabajando por una atención integral materno-infantil de carácter multidisciplinar.

Según la doctora Ortega, “la salud de la madre influye en la salud y desarrollo de sus hijos. Altos niveles de estrés y ansiedad en el embarazo se asocian a partos prematuros, abortos espontáneos, cambios en los movimientos del feto, incluso a un aumento en la probabilidad de preeclampsia».

Estas mujeres «tienen una mayor dificultad en el periodo expulsivo, provocando un aumento en la instrumentalización del parto y cesáreas”.
Apoyo emocional a la mujer embarazada

Dejar respuesta