El calor del aplauso en Vithas Granada

El calor del aplauso en Vithas Granada

Vivimos tiempos en los que los hospitales se están convirtiendo más que nunca, en el refugio hacia la salvación de quienes buscan superar esa enfermedad que hace apenas un mes no conocíamos, el dichoso coronavirus, el COVID-19. El precio a pagar en esa batalla, es muy alto para quiénes la están librando, ya que es la soledad en esa lucha. Pelear sin amigos, sin familia, sin visitas, a solas con los pensamientos, no es fácil, y aquí el personal sanitario cobra una especial relevancia.

Si en cualquier situación, cuando se está ingresado en un hospital, enfermeras y auxiliares juegan un papel fundamental, en el día a día de los pacientes, cuando se trata de estar en «aislamiento», se convierten en su todo. Luchar contra una enfermedad desconocida como el COVID-19, con el terror que provoca ese nombre, asusta a cualquiera.

Las enfermeras de la planta sexta de Vithas Granada, conscientes de esta situación y de la necesidad de calor, de apoyo y de compañía de sus «aislados» tuvieron una gran idea, que se ha convertido en algo que forma parte del día a día de estos pacientes. El pasado sábado 21, a media tarde, Cristina González, Gloria Ortiz, Aurora Martos, Rocío Mellado y Elena Belda, pasaron a la acción. Llamaron uno a uno a los pacientes en aislamiento. Se interesaron por cómo se encontraban, por lo que les había dicho el médico al pasar la consulta. Palabras llena de cariño que terminaban con un emotivo y fortísimo aplauso, al grito de “¡valiente, lo vas a conseguir!”.

Los pequeños detalles, se convierten en grandes hazañas en determinados momentos, y el personal sanitario, sin capa, pero con mascarilla sin lugar a dudas, hoy está demostrando ser mucho más fuerte, valiente y grande que Superman, Batman, Spiderman, o cualquiera de esos superhéroes de pantalla.

Que el ejemplo de Cristina, Gloria, Aurora, Rocío y Elena, sirva para llamar la atención sobre el gran trabajo que está realizando todo el personal sanitario en general, y el de Vithas Granada, en particular.

Dejar respuesta