Los controles urológicos permiten detectar tumores de próstata, vejiga o testículo

Happy doctor talking to senior male patient while being in a home visit.

La Asociación Española de Urología (AEU) recuerda a los varones la importancia de hacerse revisiones de la próstata a partir de los 50 años. Tabús, vergüenza o miedos son las principales causan que propician que una gran parte de la población masculina española no se realice chequeos urológicos, lo que puede llegar a dificultar la detección y abordaje precoz de ciertos problemas.

Chequeos urológicos

Es recomendable que los hombres a partir de los 50 años se realicen un chequeo urológico anual. Sin embargo, si existen antecedentes de cáncer de próstata o renal en la familia deben acudir a partir de los 40 años al especialista.

Además de estas revisiones anuales, en el caso de los hombres se debe realizar si presenta dificultad o molestias al orinar, -agrega el profesional-, sangre en la orina o esperma, tiene dolor en los testículos o el periné y trastornos de la erección o la eyaculación, y en el caso de las mujeres si tienen incontinencia urinaria, sangre en la orina o molestias al orinar.
Los controles permitirán detectar en estadios poco avanzados problemas urológicos potencialmente graves como los tumores de próstata, vejiga o testículo, y otras patologías como la hiperplasia benigna de próstata o la disfunción eréctil.

 

Problemas de próstata

Hiperplasia benigna: El problema de próstata más frecuente es la hiperplasia benigna de próstata (HBP), que consiste en el crecimiento anómalo de la glándula prostática que obstruye y dificulta la salida de la orina. De ahí vienen los típicos síntomas como orinar varias veces durante la noche, orinar frecuentemente durante el día, dificultad para orinar o goteo tras la micción. Afecta al 90% de los hombres por encima de los 50 años.

Cáncer de próstata: El cáncer de próstata es otra de las enfermedades prostáticas más habituales. Según la Sociedad Española de Oncología Médica, cada año se diagnostican en nuestro país en torno a 28.000 nuevos casos. Tal como explica el profesional, “el cáncer de próstata se asemeja en grandes rasgos al cáncer de mama en las mujeres a muchos niveles. Los genes implicados en la aparición del cáncer de próstata hereditario y familiar (BRCA 1 y 2) son los mismos que en el cáncer de mama hereditario. El número de casos nuevos diagnosticados al año en incidencia y prevalencia son exactamente iguales”.

Diagnóstico precoz

Por esta razón, se recomienda la realización de pruebas rutinarias de diagnóstico precoz (screening) para la detección y tratamiento adecuado de la enfermedad, al igual que se realizan para el cáncer de mama. De hecho, el 22% de los cánceres que se diagnostican en los hombres en España son de próstata, aunque su tasa de curación es muy elevada si se diagnostica de forma precoz.

El problema es que este tipo de cáncer causa síntomas evidentes en sus fases iniciales, de ahí la importancia del screening para poder abordarlo de forma prematura y eficaz. El doctor Daniel Gallego recuerda “la importancia de la realización de pruebas rutinarias de cribado para el diagnóstico y tratamiento precoz del cáncer de próstata”, y subraya que “el cáncer de próstata representa el tipo de cáncer más comúnmente diagnosticado en hombres, por delante del cáncer de pulmón y el colorrectal; de ahí la importancia de sensibilizar a la sociedad sobre esta enfermedad e informar de la importancia del diagnóstico precoz y de los recursos y posibilidades para su tratamiento”.

Otra afección prostática es la prostatitis o infección de próstata. Son infecciones de orina generadas por los gérmenes habituales, que, en el varón, se instalan en la próstata originando síntomas miccionales que a veces pueden ser muy intensos. “Se trata de un problema que suele afectar a hombres más jóvenes, y tiene la facilidad de cronificar si no se instaura un tratamiento precoz y adecuado”

1 Comentario

Dejar respuesta