El mal uso del aire acondicionado provoca dolor faríngeo y disfonías

Durante la temporada estival, los casos de disfonías (afectación de la voz) y afonías (pérdida total de la voz) aumentan principalmente por los cambios bruscos de temperatura y la utilización abusiva del aire acondicionado, según advierte la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

Tal como afirma el doctor Lucas Fito, otorrino del Hospital Vithas Valencia Consuelo, “las otitis y los problemas de faringe son las principales causas de las consultas de otorrinolaringología durante la época estival”

¿Qué es la disfonía?

La disfonía es la pérdida del timbre normal de la voz por trastorno funcional u orgánico de la laringe y la afonía es la alteración máxima de la disfonía, es decir, la pérdida total de la voz. Para el doctor Fito, “los malos hábitos de fonación son origen de patologías como los nódulos de cuerdas vocales afectando a adultos y también niños. Los pólipos pueden estar presentes desde edades tempranas y desarrollarse hasta provocar síntomas” y añade “el edema de las cuerdas vocales o edema de Reinke está relacionado directamente con el tabaquismo. Los síntomas pueden abarcar desde la ronquera, variaciones en la intensidad de la voz, dolor de garganta, tos, episodios de afonía o ausencia de voz. Si las cuerdas vocales están inflamadas no vibran con su frecuencia habitual”.

Aire acondicionado

Uno de los principales causantes en época estival es el mal uso del aire acondicionado “un uso inadecuado es nocivo para las vías respiratorias, el cambio brusco de temperatura cuando se pasa rápidamente de un espacio refrigerado a otro con temperatura ambiente puede ser el causante de una inflamación”, afirma el doctor Fito.

Consejos para evitar alteraciones en la voz, faringitis y laringitis

-Beber líquido de manera frecuente (no necesariamente en mucha cantidad) y la respiración nasal entre otras medidas ayudan a evitar inflamaciones o infecciones que deriven en alteraciones de la voz” y recordar que “las personas operadas de amígdalas son especialmente vulnerables”.

-Utilización de los aires acondicionados en los coches, “al ser un habitáculo pequeño el foco emisor está muy cerca de la persona. Se recomienda mantener una temperatura razonable, aproximadamente por encima de los 22 o 23 grados, nunca por debajo y evitar en la medida de lo posible que el foco emisor de aire apunte directamente a la cara. Si es posible es mejor configurarlo para que el aire se disperse de manera indirecta”.

-Precaución en oficinas, tiendas y supermercados. Según el profesional, “lo ideal para proteger la laringe es beber agua frecuentemente, es decir una adecuada y constante hidratación para hacer frente a la sequedad del ambiente; evitar la respiración por la boca (usar la nariz) y proteger la zona del cuello con un pañuelo”.

-Dormir con el aire acondicionado: Otro de los consejos que no se debe olvidar según el doctor Fito es “evitar en la medida de lo posible dormir con el aire acondicionado encendido toda la noche ya que se reseca la vía respiratoria durante unas horas en las que no se hidrata en ningún momento. Programar un apagado a las 2-3 horas de acostarse o usar la función ventilador pueden ser soluciones beneficiosas además de respetuosas con el medio”.

-Bebidas frías y helados, cuyo consumo aumenta en verano, el profesional marca unas pautas sencillas que consisten en “no tragar de golpe. Se pueden ingerir manteniéndolo en la boca unos segundos antes de tragar para que se rebaje el frío de lo que consumimos”.

-Reuniones sociales: Por otra parte, en verano y siempre respetando las medidas de seguridad dictadas por las autoridades sanitarias, se producen reuniones sociales, se sale más de noche y se frecuentan en ocasiones lugares ruidosos o en los que hay varias personas hablando a la vez, “lo que provoca no reposar la voz y elevar el volumen más de la cuenta. Si a esto le sumamos el consumo de tabaco (en lugares habilitados para ello y con la distancia permitida) y bebidas frías, se produce la combinación perfecta para despertar ronco o sin voz”.

Por último, es extremadamente importante recordar que, si aparece una disfonía, sensación de cuerpo extraño o disfagia (molestias continuas al tragar) que duren más de 2-3 semanas en un paciente fumador y/o bebedor es obligatoria una revisión con el especialista de otorrinolaringología para descpuedenartar otras patologías menos frecuentes pero más perjudiciales. “En verano se suelen postponer desafortunadamente estas revisiones por varios motivos lo cual retrasa el diagnóstico y el enorme beneficio de un tratamiento precoz. Por fortuna esta situación no es frecuente aunque sí evitable y no es raro observar algún caso todos los veranos”, concluye el doctor Fito.

Los hospitales Vithas son hospitales seguros

Los 20 hospitales de Vithas son hospitales seguros para pacientes y profesionales gracias a la implantación de estrictos protocolos de seguridad frente a la covid-19. Entre las medidas implementadas destaca el establecimiento de dos circuitos diferenciados: uno para las personas con síntomas compatibles con la covid-19, y otro para el resto de pacientes.

Adicionalmente, suministramos mascarillas y gel hidroalcohólico a todas las personas que acudan al hospital por cualquier motivo. Además, el Grupo está realizando test masivos de detección del virus en todo el personal, que está dotado de todas las medidas de autoprotección necesarias.

Una seguridad que siempre ha estado reforzada gracias a que todos los hospitales Vithas implementan los estrictos protocolos de la Joint Commission International, organismo de referencia mundial que acredita la seguridad del paciente y la excelencia asistencial.

Dejar respuesta