Cómo afrontar la menopausia: conoce sus efectos y cómo tratarlos

Portrait of mid adult and senior woman smiling at camera.

La transición de la vida reproductiva al estado menopaúsico no ocurre de forma brusca sino progresiva. A medida que se va agotando la reserva de folículos ováricos, la mujer experimenta una serie de síntomas. Este periodo suele producirse a los 51 años y puede ser más o menos largo, aproximadamente en torno a 5 años, y es lo que llamamos transición a la menopausia.

Sólo un 10% de mujeres cesan su menstruación definitivamente sin un periodo de irregularidad menstrual previo”, explican profesionales de la unidad de ginecología del Hospital Vithas Almería.

Por ello, “el cese de las menstruaciones suele asociarse a síntomas vasomotores (los famosos sofocos), que se producen especialmente por la noche, cambios de humor, aumento de sequedad en piel y mucosas y disminución del deseo sexual, entre otros”, afirma el Dr. Miguel Aragón, ginecólogo de Vithas Almería, quien añade que, “en muchos casos también hay aumento de peso y tendencia a melancolía y depresión”.

Además de estos síntomas, los especialistas explican que la pérdida de la protección que ofrecían los estrógenos ováricos implica un aumento de riesgo cardiovascular, una disminución de la masa ósea y un aumento de la patología del suelo pélvico, como puede ser incontinencia y prolapso.

Cómo afrontar esta nueva etapa

Una alimentación sana y equilibrada, eliminación de hábitos nocivos, practicar ejercicio físico y una actitud positiva son los mejores aliados para iniciar esta fase de la vida, explican profesionales de la unidad de ginecología de Vithas Almería.

El ginecólogo, como especialista en la salud integral de la mujer, será tu acompañante en este camino. Además de una exploración general de mamas y genitales, en consulta realizamos una citología cérvico-vaginal para la prevención del cáncer de cérvix y una ecografía vaginal para descartar patología en el útero y los ovarios”, afirma la Dra. Pilar Cabrera, ginecóloga de Vithas Almería. Además, la visita asociará la realización de una mamografía y de una analítica completa. Por otro lado, “en pacientes susceptibles de padecer osteoporosis, principalmente personas delgadas, fumadoras, con antecedente de fracturas y usuarias de tratamiento con heparina o corticoides, es necesario también la realización de una densitometría ósea para determinar la calidad de los huesos”, añade.

Por último, “cuando sea necesario, recomendamos un tratamiento para los sofocos con el objetivo de evitar la atrofia genital y para otros síntomas que reduzcan la calidad de vida” matiza.

 

 

Dejar respuesta