El gofio, un alimento ideal si practicas deporte

Rico en hidratos de carbono de asimilación media y lenta, claves en el plan nutricional de cualquier deportista, el gofio es un alimento cuyo consumo aporta una gran cantidad de energía sostenida temporalmente, ayudando tanto durante el entrenamiento como en la recuperación posterior.

El gofio es un producto tradicional de la gastronomía canaria elaborado a partir de millo (maíz) o trigo, principalmente tostado y molido. Este alimento, tan presente en los hogares de los isleños desde la época prehispánica, destaca por su alto valor nutritivo y su versatilidad a la hora de introducirlo en cualquier dieta. El consumo de gofio aporta grandes dosis de energía al organismo, por su elevada cantidad de hidratos de carbono; lo que lo convierte en un producto destacado en el plan nutricional de cualquier deportista.

 El gofio nos permite disponer de diferentes hidratos de carbono, ya que tiene tanto de asimilación lenta como media, algo fundamental tanto para la práctica deportiva como para la recuperación posterior. “Este alimento posee un alto contenido en fibra (1,9g/100g), debido a que se es un producto integral y, en el caso del gofio de millo (maíz) no ha sufrido modificación genética, de menta que favorecerá a la digestión”, explica la Dra. Paloma Suárez, responsable de la unidad de medicina deportiva de Vithas Las Palmas. “Por su valor energético —unas 400 calorías por cada 100 gramos—, el gofio es un alimento versátil, ideal para consumir tanto antes como después del entrenamiento. El gofio es ideal para aquellos que deseen tener más energía en sus rutinas deportivas y también para quienes tenga como objetivo ganar más musculatura, ya que retrasa la absorción de hidratos simples, regulando los niveles de glucosa en sangre; además de ser bajo en grasas y resulta un producto muy nutritivo”, destaca la doctora.

 Además de aportar una gran cantidad de energía sostenida temporalmente al organismo, “el gofio es rico en minerales como el hierro, el calcio y el magnesio. Este alimento es también una fuente de innumerables vitaminas del v del grupo B (B1, B2, B3), imprescindibles en el buen funcionamiento muscular y C, de gran poder antioxidante”, según la especialista.

Dejar respuesta