Comer bien empieza en el supermercado

Comer de forma saludable es uno de los mejores hábitos que podemos tener para mejorar nuestra salud, pero no siempre es fácil saber qué comer, qué evitar, qué es sano o qué tiene demasiado colesterol, porque cuando llegamos al supermercado todo esto se nos olvida y compramos productos innecesarios y de alto valor calórico. Por eso la nutricionista de Vithas Málaga, María Onieva, nos deja unas directrices muy claras para hacer una compra más completa, saludable e inteligente.

1º No vayas al supermercado sin tener una idea de lo que necesitas. Realiza una lista donde desgloses por separado las secciones y los productos que necesitas comprar es un buen comienzo para hacer una compra saludable:

Por ejemplo: en la sección de verduras sabes tienes que comprar: lechuga, zanahoria… pues lo escribes así:

  • Verduras

Lechuga

Zanahoria

Cebollas…

  • Lácteos

Leche desnatada

Yogur 0%

Queso de Burgos %…

  • Embutidos

Jamón

Pechuga de pavo…

  • Hidratos

Arroz Basmati

Pasta integral…

  • Carnes

Merluza

Pollo

2º Ir al supermercado después de comer.

Siempre que se va al supermercado con hambre se acaban cogiendo productos llenos de calorías (esas patatillas que siempre se antojan o esas galletas de chocolate tan buenas) y dejamos en la estantería verduras y comidas más saludables que sí deberían estar en nuestra lista, por eso es necesario que al llegar al super te sientas sin hambre.

3º Otra manera de hacer la compra es tener organizado el menú de la semana y comprar únicamente lo que haga falta. Esta es una buena opción pues sabes al detalle qué ingredientes de cada una de las recetas necesitas y harás una compra efectiva y saludable evitando tirar comida.

Si se quiere empezar de “cero” y comenzar con una vida sana hay que hacer una limpieza exhaustiva de la nevera y de la despensa antes de hacer la compra. Evita los alimentos ultraprocesados porque están llenos de calorías, aditivos, sal, etc.

Toma nota y evita: salsas a base de nata o mahonesa, precocinados, pizzas congeladas, bollería, pan refinado, snacks salados, chucherías, helados, fritos…

5ª Compra productos de temporada. Aprovecha lo bueno que nos ofrece la tierra en cada estación y organiza parte de tus menús con los productos estrella de cada temporada. Comerás sano y de forma inteligente.

. Hay nuevas tendencias que fomentan la vuelta a los orígenes de la alimentación y la “comida real” es una de ellas. Este movimiento aboga por los productos naturales y es una buena opción para incluir en tu carro productos sanos y frescos en detrimento de los procesados.

7º No hay que llevar al extremo ninguna decisión, no pasa nada por tener alguna galleta o chocolate en casa, pero intenta que sean integrales o de chocolate negro.

 

Dejar respuesta