8 Consejos para proteger tus ojos en invierno

Todos conocemos los consejos que debemos seguir para proteger nuestra vista en verano, pero… ¿cómo afectan a nuestra vista las bajas temperaturas? En invierno también se hace totalmente necesario proteger tus ojos ya que el frío y el aire propios de esta época provocan un aumento de lagrimeo y sequedad en nuestros ojos que se puede reducir protegiéndolos con unas gafas y utilizando lágrimas artificiales. Además, como hay menos horas de luz y la intensidad no es tan alta, solemos tener la idea equivocada de que no es necesario proteger nuestros ojos del sol durante esta época del año, lo que nos lleva en muchas ocasiones a sufrir una sobreexposición a los rayos UV, sobre todo en zonas de alta montaña y con presencia de nieve.

Otro enemigo de nuestros ojos en invierno son las calefacciones. Su efecto perjudicial se puede mitigar mediante el uso de humidificadores o colocando recipientes con agua encima de los radiadores para aumentar la humedad del ambiente.

Con todo ello, hoy vamos a dar unos sencillos consejos para que el invierno no le pase factura a nuestros ojos.

Consejos para proteger tus ojos en invierno son los siguientes: 

 

  1. Usar gafas de sol también en invierno con un buen filtro frente a las radiaciones ultravioleta.

 

 

 

  1. Un gesto tan simple como parpadear a menudo incentivará la producción de lágrimas de una forma natural.

 

  1. Aparte de nuestro propio parpadeo, no está de más utilizar lágrimas artificiales para combatir la sequedad provocada bien por las calefacciones tanto en espacios abiertos como cerrados (oficinas, centros comerciales, viviendas, etc.)

 

  1. Si se pasea por paisajes nevados o se practican deportes de invierno como el esquí o snowboard, debemos utilizar gafas de sol (preferiblemente Categoría 4) que nos protejan frente a toda la radiación nociva y que cubran bien toda la zona del ojo.

 

Alimentación Vithas Parque San AntonioLa alimentación también contribuye a paliar el síndrome del ojo seco. Procura incluir en tu alimentación frutas y verduras, además de ácidos grasos y omega-3.

 

 

  1. Utilizar humidificadores y regular la calefacción, intentando que no esté demasiado alta.

 

  1. Intenta no frotarte los ojos. En el caso de que penetren cuerpos extraños en tus ojos lávatelos rápidamente con agua o con las anteriormente mencionadas lágrimas artificiales.

 

  1. Descansa de vez en cuando mientras realices trabajos de cerca o en los que tu herramienta principal sea un ordenador.

 

 

 

Dicho esto, si notas alguno de estos síntomas es conveniente que acudas a tu oftalmólogo u óptico de confianza para que puedan evaluar tu situación particular, mediante un examen completo de salud ocular.

Dejar respuesta