Síntomas de la deshidratación. Saber cómo evitarla

Más del 60% de nuestra masa corporal es agua. Precisamente cuando hablamos de deshidratación lo hacemos para referirnos a la pérdida excesiva de líquidos del cuerpo humano.

Verano es la estación en la que se produce en mayor medida la falta de líquido corporal  a consecuencia de las altas temperaturas. Algunos de los síntomas de la deshidratación son muy fáciles de reconocer:

– Apatía, fatiga y somnolencia.

– Dolor de cabeza.

– Rampas en la musculatura.

– Sequedad en la boca y en la piel.

– Mareos.

– Falta de lágrimas al llorar.

– Falta de sudoración.

Lo mejor para evitar que aparezcan los síntomas de la deshidratación es seguir estos sencillos consejos:

– Beber unos dos litros de agua al día.

– Prevenir las ganas de beber. Hay que anticiparse, ya que cuando aparece la sensación de sed es porque ya existe una cierta deshidratación.

– Consumir hortalizas, frutas y verduras, ya que son alimentos ricos en agua.

– Hidratarse bien durante el ejercicio físico, ya que se pierde mucho líquido.

– No consumir bebidas alcohólicas o con cafeína porque, al tener un efecto diurético, aumentan las ganas de orinar y, por tanto, la posibilidad de deshidratarse.

– Intentar permanecer el mayor tiempo posible en ambientes frescos, lejos de la exposición solar.

Aunque en todo momento estamos hablando de  síntomas de deshidratación leve, en algunos casos también puede haber consecuencias graves si la pérdida de líquido corporal es excesiva. En estos casos recomendamos acudir a los servicios de urgencias  del hospital Vithas Perpetuo Socorro lo más pronto posible.

Dejar respuesta