Adicción a las nuevas tecnologías / Atención con los jóvenes

adiccion-tecnologias-jovenes-vithas-alicante

Los adolescentes son propensos a tener adicción a las nuevas tecnologías o las redes sociales. Ante este hecho es necesario consultar con un profesional.

Los expertos alertan desde hace tiempo de una realidad evidente: la adicción a las nuevas tecnologías en jóvenes. Manuel Moltó, experto en  conductas adictivas del Hospital Vithas Perpetuo Internacional (Alicante), nos ayuda a conocerla y enfrentarse a ella.

¿Qué tipos de adicción a nuevas tecnologías existen?

Cuando se habla de esta adicción, rápidamente vienen a la cabeza los dispositivos: el móvil, la tablet, el ordenador… Pero Manuel Moltó matiza que la conducta adictiva tiene lugar con actividades concretas: uso de redes sociales, videojuegos, aplicaciones para ligar, etc.

¿Cuándo estamos ante una adicción a las nuevas tecnologías?

Cuando el estar delante de la pantalla provoca cambios en los jóvenes: aislamiento del entorno social, síntomas de abstinencia (por ejemplo, cuando se aleja de la pantalla por cualquier motivo, el joven muestra ansiedad hasta que vuelve a engancharse a ella) o bajada del rendimiento escolar.

¿Edad más vulnerable?

Los adolescentes son los más propensos a tener adicción a las nuevas tecnologías. En esas edades es cuando están formando su personalidad, además de tener la necesidad de sentirse bien consigo mismos.

Las redes sociales se convierten así en una realidad paralela donde creen, equivocadamente, que se les da respuesta a sus necesidades.

¿Cuándo hay que acudir a un profesional?

Cuando vemos que los jóvenes tienen dificultades a la hora de relacionarse con su entorno. Esta situación se produce a causa de miedos e inseguridades que padecen  que les hacen no quererse a ellos mismos.

Para finalizar, una recomendación que puede evitar una adicción a las nuevas tecnologías: hay que prestar atención al adolescente y atender sus problemas, y muy importante compartir actividades con él. Como padre, lo agradecerás. Y él todavía más aunque no se dé cuenta.

Dejar respuesta