10 consejos para comer sano y cuidar tu cuerpo

El organismo puede resentirse muy fácilmente a causa  del ritmo de vida que llevamos cada día. Una de las claves para cuidar el cuerpo es la asimilación de nutrientes, y por eso una buena alimentación es básica. La doctora Calatayud, especialista en nutrición del Hospital Vithas Perpetuo Internacional de Alicante, nos da estos 10 consejos para comer sano y poder mantenernos saludables por dentro y por fuera.

Carmen calatayud, nutricionista en el Hospital Vithas Perpetuo Internacional (Alicante)
Carmen calatayud, nutricionista en el Hospital Vithas Perpetuo Internacional (Alicante)

Omega 3 para el pelo

Los  alimentos ricos en omega 3, como las nueces o los pescados azules, previenen la sequedad del pelo y le da un mayor brillo porque favorece la producción de elastina.

Y para reducir el ritmo de caída del cabello, hay apostar por alimentos ricos en magnesio (como el pescado blanco)ácido fólico y hierro, especialmente en invierno.

El omega 3 es también muy bueno para la vista, ya que interviene en la formación de la retina y favorece el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Vitaminas A, C y E para la vista

Los ojos, además del omega 3, también necesitan de otros elementos para lograr una vista, si no de lince, al menos óptima para tener una buena calidad de vida. Es el caso de las vitaminas A, C y E.

Vitamina A

Muy importante porque sin ella pueden aparecer úlceras y sequedad en los ojos. ¿Qué alimentos con vitamina A hay que tomar? lácteos, tomate calabaza son los más habituales junto con la zanahoria, conocida por todos por su gran capacidad para conservar la vista

Vitamina C

Con esta vitamina se combaten enfermedades como las cataratas al tener un alto poder antioxidante.

Vitamina E

Igual que la anterior, la vitamina E también es un fuerte antioxidante que frena el estrés oxidativo que se produce en la células durante la vejez. Espinacas, aguacate y frutos secos son algunos de los alimentos con vitamina E que se recomienda comer con frecuencia.

Consejos para comer sano: frutas y verduras

Fibra para la digestión

Un mal proceso digestivo puede provocar malestar general, dolor abdominal, etc. El consumo de alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras, cereales y legumbres,  es otro de los consejos para comer sano que no deben faltar en toda rutina alimentaria.

Yogur

Otro de los digestivos que hay que tener en cuenta porque protege contra la acidez natural del estómago y ayuda a regenerar la flora intestinal.

Carnes magras

Tienen bajo contenido en grasa, por eso son muy buenas para una digestión poco pesada.

Aceite de oliva

Rico en ácido oleico.  El aceite de oliva protege de la acidez y el estreñimiento a la vez que regula la digestión.

Dieta mediterránea para cuidar la piel

Otro truco para mantenerse sano por dentro y por fuera es muy sencillo: seguir una dieta mediterránea basada en legumbres, frutas, verduras, pescados, carnes blancas y aceite de oliva. Así se reducen los efectos que el estrés y la falta de descanso provocan en la piel.

Las sustancias antioxidantes, de nuevo, son pilares fundamentales. Por ejemplo, los polifenoles del té verde, que tiene un poder regenerativo mayor que la vitamina C y mejora la elasticidad de la piel. Terminar el almuerzo con una taza de té es un hábito que ayudará mucho en la mejora de la salud cutánea.

Aceite de oliva en la dieta mediterránea

Manzanas para el cuidado de los dientes

Masticar alimentos crujientes ayuda a entrenar los dientes y las encías, además de liberar un mecanismo de limpieza contra la placa que se adhiere. Los lácteos, junto con las manzanas, también son muy beneficiosos porque reducen los niveles de ácidos perjudiciales para la boca.

Y los alimentos azucarados, mejor evitarlos para garantizar una buena salud dental y bucal.

Minerales y vitaminas para agilidad cerebral

El hierro, el yodo y la vitamina B12 benefician una correcta actividad cerebral.  El brócoli, que tiene vitamina K,  también es muy recomendable por sus propiedades efectivas para la memoria, además de facilitar la expresión verbal y la retención verbal.

El consumo de almendras y nueces también es positivo por su alto contenido en omega 3 y proteínas que estimulan las neuronas.

Carne roja  para tener uñas fuertes

Las proteínas animales y el hierro, selenio, fósforo, magnesio favorecen el crecimiento de las uñas. Por eso se ha incluido en estos consejos saludables el consumo – siempre con moderación – de carne roja, que aporta al cuerpo nutrientes necesarios para mantener unas uñas fuertes y poco quebradizas.

Chocolate y verduras para el deseo sexual

El chocolate negro favorece la emisión del neurotransmisor serotonina, que controla la euforia y la excitación. Otros alimentos, por el contrario, inducen la liberación de hormonas, como algunas verduras (apio, espinacas…) que aumentan la atracción sexual.

Chocolate y deseo sexual

Comida picante contra varices

Puede sonar extraño, pero comer sano incluye en algunos casos consumir alimentos picantes, ya que favorecen la circulación de la sangre y evitan que se formen varices.

Otros alimentos que hay que tener en cuenta son los siguientes

  • Ajo y tomate porque evitan la formación de coágulos.
  • Pescados, carnes blancas, agua y ácidos grasos poliinsaturados, ricos en omega 3 y 6, que hacen más fluida la sangre y retrasan así la aparición de varices.

Y finalmente, el huevo

Para mejorar el rendimiento físico hay que hacer un consumo saludable de huevos, que tienen una proteína que facilita un mejor ejercicio cerebral. Y junto con el huevo, las frutas (como el plátano) y los pescados son muy importantes.

Aunque ya hemos terminado los 10 consejos para comer sano y cuidar el cuerpo, no hay que olvidar el nutriente más importante para que el organismo funcione: el agua. Sin una correcta hidratación, mantenerse saludable es muy difícil.

Y ahora que tenemos a mano este interesante decálogo de la doctora Calatayud, ¿quién no se anima a seguirlo? No es difícil, solo es necesario un poco de voluntad.

Dejar respuesta