Consejos para los días previos a una carrera

Los días previos a una carrera son verdaderamente importantes dado que no nos dejan mucho margen de error para corregirlos. Vamos a enumerar unos consejos para que podáis prepararla lo mejor posible:

-Un error que se comete muy frecuentemente es realizar entrenamientos fuertes los días previos a la carrera, cuando realmente el entrenamiento duro debe estar hecho. No es recomendable hacer el esfuerzo el último día.

Si hemos entrenado bien, estaremos preparados para la carrera. Se deben realizar entrenamientos suaves para ayudar al sistema cardiovascular y para tranquilizar los nervios.

-Durante los dos o tres días previos de la carrera debes descansar y realizar entrenamientos muy suaves. No más de un tercio de los kilómetros de la carrera y a un ritmo un poquito inferior del nuestro de carrera.

Debemos recordar que sólo es para mantener nuestro sistema cardiovascular activo y nuestra musculatura.

-El día previo a la prueba puedes rodar unos 20 minutos con diferentes cambios de ritmo, no realizar sprints.

-La noche anterior no cenes abundantemente, es aconsejable cenar algo de hidratos de carbono como por ejemplo un plato de pasta o arroz con un poco de verdura. Tampoco recomendamos que el día de la prueba desayunes abundantemente, eso no significa que vayas a desmayarte durante la carrera.

El desayuno es mejor tomarlo dos horas antes de la prueba. No obstante, se puede comer una pieza de fruta o barrita de cereales y tomarla 20 minutos antes de la salida.

-Debemos dormir bien la noche de antes. Despertarnos por la mañana con tiempo para poder prepararnos. Ducharnos, ir al baño, desayunar con tiempo….

-Un consejo para ganar tiempo es que te vistas en casa con todo lo necesario: con la ropa que vamos a correr, zapatillas, dorsal con los imperdibles, así te asegurarás de no dejarte nada antes de empezar la carrera.

Llegar con tiempo al lugar de la salida, por si tenemos que aparcar el coche, recoger alguna cosa… y no entretenernos por el camino. Ya habrá tiempo después de la carrera.

-Realiza un calentamiento previo de unos 15 minutos con un trote suave más una serie de estiramientos de miembros inferiores y de espalda. Si la participación es muy numerosa, entra con tiempo para colocarte en tu franja de salida.

-Cuando estés ya colocado, revisa que tienes el reloj a punto, los cordones de las zapatillas bien atadas, el dorsal bien enganchado y estar tranquilos.

Una vez den el pistoletazo de salida, y sobre todo en carreras multitudinarias, debemos saber que no podemos salir todos de golpe, debemos dejar salir a todos los corredores que tenemos delante y empezar poco a poco.

-Tener una buena previsión del tiempo que queremos hacer es fundamental para tener un buen éxito. Debemos recordar que la primera parte de la carrera tenemos que hacerla a un ritmo más tranquilo que la segunda, sino podemos venirnos a bajo y no terminarla.

-Aunque durante la carrera hay avituallamientos, es importante llevarse algo de comida como por ejemplos dátiles o gel de glucosa por si fuera necesario.

Prevención cardiaca: recomendamos la realización de un reconocimiento médico-deportivo exhaustivo en un centro especializado al menos una vez al año y sobre todo si se han cumplido más de 35 años.

 

Dejar respuesta