¿Cómo evitar la sudoración excesiva?

foto-sudor-manos

La sudoración excesiva se conoce como hiperhidrosis, es un término que procede del griego hiper- (elevado), hidros (agua, sudor) y –sis (acción).

¿Cuáles son sus síntomas?

No se presenta con síntomas, sensaciones subjetivas, sino con signos, hallazgos objetivos. Se evidencia un aumento del sudor que a veces puede estar acompañado de mal olor, bromhidrosis. Suele ocurrir en las axilas, las manos y los pies.

¿En qué casos se debe acudir al dermatólogo?

Cuando supone una limitación en las actividades sociales, familiares o laborales o bien cuando le altera a una persona por otros motivos.

¿Por qué sudamos?

Es un proceso fisiológico normal para regular la temperatura corporal. Esta regulación se realiza desde el cerebro (hipotálamo) y conjuntamente con los termorreceptores. Las glándulas sudoríparas liberan un líquido que es básicamente agua con algunas sales minerales.

¿Cuáles son sus causas?

La sudoración ocurre como respuesta a estímulos físicos como el calor o causas emocionales. La causa de la sudoración excesiva primaria no es conocida, aunque se piensa que hay una regulación neurológica anormal. Otras veces puede ocurrir por enfermedades como diabetes, hipertiroidismo, fármacos, infecciones o incluso tumores, pero esto es muy infrecuente.

Toxina botulínica para hiperhidrosis axilar ¿En qué consiste?

Consiste en unas pequeñas punciones que consiguen resolver el problema de la sudoración excesiva durante 9 meses. Si se realiza una vez al año en el verano consigue una mejoría extraordinaria de la calidad de vida hasta que vuelve a hacer calor, es un tratamiento que puede realizarse en la consulta del dermatólogo.