¿Cómo tratar alteraciones de los párpados?

Las principales funciones de los párpados son la protección del globo ocular, así como el mantenimiento y la distribución de la película lagrimal sobre córnea y conjuntiva, siendo además una de las zonas más importantes en cuanto al aspecto del rostro humano.

La cirugía oculoplástica es la subespecialidad de la oftalmología que trata los problemas de los párpados, la órbita, y la vía lagrimal, incluyendo las mal posiciones palpebrales, tumores, reconstrucciones, problemas de lagrimeo y muchas otras patologías.  La compleja anatomía de los párpados y su íntima relación con el ojo hace fundamental que sea un oftalmólogo especializado en Cirugía Oculoplástica quien trate estos problemas.

Alteración de la posición de los párpados

 Ectropion: Consiste en la eversión del borde palpebral, suele acompañarse de epifora (lagrimeo continuo). El tratamiento definitivo es quirúrgico acortando la longitud horizontal del párpado.

Entropión: Se caracteriza por la rotación hacia dentro del borde palpebral, de forma que las pestañas entran en contacto con la superficie ocular originando molestias. El tratamiento es la retracción quirúrgica del párpado.

Triquiasis y distiquiasis: Se trata de un proceso adquirido en el que las pestañas entran en contacto con la superficie ocular y cursan como una blefaroconjuntivitis crónica con sensación permanente de cuerpo extraño. Puede tratarse mediante crioterapia, electrolisis o la extirpación quirúrgica del folículo.

Ptosis palpebral: Es la caída de uno o ambos párpados superiores respecto a su posición normal. Puede asociarse a enfermedades sistémicas, tumores o lesiones cicatriciales, aunque la más frecuente es la forma senil. El tratamiento es el de la causa primaria y la retracción quirúrgica del párpado. En los niños, si afecta al área de la pupila debe corregirse quirúrgicamente para prevenir la aparición de una ambliopía (ojo vago).

Dermatocalasia: Consiste en la redundancia y pérdida de elasticidad de la piel del párpado superior y cuando es intensa, además de producir un defecto estético, puede llegar a afectar al campo visual. El tratamiento de elección es la blefaroplastia, un procedimiento quirúrgico cuyo fin es eliminar el exceso de piel de los párpados, tanto superiores como inferiores, así como las bolsas de grasa.

Patología inflamatoria e infecciosa del párpado

Blefaritis: es un proceso inflamatorio del borde libre del párpado, secundario a un exceso de secreción de las glándulas sebáceas que rodean las pestañas. Aparece enrojecimiento y escamas oleosas en la base de las pestañas. Para su tratamiento es necesario la higiene de los párpados y la aplicación de antibióticos.

Orzuelo y chalación: Se produce por la inflamación de una glándula palpebral, y produce dolor, eritema y la formación de una pústula sobre la glándula por acúmulo de material purulento. Se tratan con la aplicación de calor local y pueden asociarse pomadas con antibiótico.