¿Tiene mi hijo una anomalía genital?

adiccion-tecnologias-jovenes-vithas-alicante

Las anomalías de los genitales en los niños afectan de 3-10 % de los mismos.  Se clasifican en alteraciones en niños y niñas.

Respecto a las alteraciones de los genitales en los niños, encontramos:

-Fimosis: La fimosis es la incapacidad de retraer el prepucio (piel que recubre la parte distal del pene (glande) de forma manual totalmente.

Sus Síntomas son el dolor al retraer el prepucio, la Inflamación del prepucio y/o glande por retención de orina y esmegma (sustancia que se origina en las células del glande o prepucio) que origina dolor y escozor durante el momento de la micción.

En estos casos se realiza una exploración física y se ven las características de la misma, lo que determina el tratamiento.

-Parafimosis: Situación en la que el prepucio retraído queda atrapado debajo del glande y no puede ser devuelto a su posición normal.

Sus síntomas son dolor y edema de glande y el diagnóstico consiste en una exploración física y el tratamiento es la reducción manual. En caso de no ser posible, entonces cirugía.

-Inflamación o balanopostitis: Consiste en la inflamación de la piel prepucial y glande, generalmente secundaria a fimosis por acumulo de orina y esmegma.

Sus síntomas son dolor al orinar, edema de la piel del pene y, a veces, secreción de material purulento, es decir, pus. El diagnóstico consiste en realizar una exploración física y valorar tratamiento según su causa.

-Criptorquidia o no descenso testicular a bolsa escrotal: uno o ambos testículos no descienden a escroto permaneciendo dentro de la cavidad abdominal o en la región inguinal.

El diagnóstico consiste en una exploración física y una ecografía para confirmarlo. El tratamiento es, generalmente quirúrgico para evitar trastornos del desarrollo del testículo y la posibilidad de tumores en el mismo.

-Hipospadias: Anomalía donde el pene no se desarrolla de forma normal ya que el meato (orificio de salida de la orina) no se localiza en la parte mas distal del glande sino más abajo, incluso en cuerpo del pene, en la unión del pene y el escroto o en el surco interescrotal. Se asocia a incurvación del pene, que es más severa a medida que se aleja en orificio de su posición normal.

El diagnóstico se realiza mediante exploración física y el tratamiento es quirúrgico.

Respecto a las alteraciones de los genitales en las niñas, encontramos:

-Vulvitis o inflamación de la vulva: es una inflamación de los genitales generalmente por gérmenes; hay que descartar las causadas por lombrices u oxiuros.

Sus síntomas son el picor, dolor y escozor que se incrementa a la hora de orinar. Podemos hacer el diagnóstico mediante una exploración física y aplicar un tratamiento según la causa.