Consejos para equilibrar los excesos navideños

Nos encantan estas fechas, para muchos el único momento del año de reunión y de compartir; y para otros muchos la época del año en la que nos hacemos de unos cuantos kilos demás.

No estaría de más aprender a celebrar estos días sin contar con ese “inconveniente”. El consumo consciente debe aplicarse también a las comidas navideñas. Pensemos en los aspectos y trucos que podrían ayudarnos a no subir de peso en Navidad.

-Lo primero a tener en cuenta es pensar que el objetivo es mantener peso, si estás en medio de una dieta de adelgazamiento plantéate mantener, con eso tienes suficiente. Si no te encuentras haciendo ningún plan, ¿Qué tal empezar por no aumentar peso?

– Antes que nada, hay que tener en cuenta que los días festivos realmente son cinco, Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año nuevo y Reyes.

-El secreto para mantenerse es tomar conciencia que sólo se debe cometer excesos de comidas, dulces y bebidas esos 5 días. Si en lugar de esto, empezamos a comer en Nochebuena y seguimos cada día comiendo dulces, sobras de comidas y licores hasta el día de Reyes, entonces el día 7 de enero nos encontraremos con una desagradable sorpresa en la báscula.

– Si no quieres tener sorpresa, plantéate tomarte “libre” los días festivos solamente, por lo que los días que no son festivos compénsalo con comidas menos calóricas:  purés de verdura, caldos, pescados, carnes, frutas para los días que no nos reunimos, y por supuesto evita los dulces navideños esos días.

-Piensa que debes dar un descanso al organismo para que pueda eliminar los excesos esos días intermedios. Motívate pensando que has disfrutado sin tener el inconveniente de pesar más al final.

Para poder comer más ligero los días no festivos debemos organizarnos también, cocinando lo justo para no verte obligado a comer las sobras de navidad por dos días más, así que ten en cuenta:

– La compra: lo primero es planificar los menús, las salidas, las comidas, los invitados, etc. Compra lo justo, si tienes problemas de peso, no es conveniente tener el armario lleno de dulces navideños, polvorones, turrones, que durarán hasta la primavera.

-No olvides comprar ensaladas, verduras, frutas y yogures esa semana, una buena piña natural, o quizá hacer una macedonia de frutas que podrá ayudarte a sustituir los dulces los días que no son festivos.

– En Nochebuena y Nochevieja debes decidir si prefieres comer en plan picoteo o de plato principal. Si se superponen estos planes, es probable que el plato principal sobre, ya que muchas veces el picoteo supera la cena, cuando llegas al plato ya no tienes más capacidad.

– SI en la familia cada uno trae una preparación, distribúyelo bien, ¿Cuántas veces tenemos dos platos principales, tres postres, etc.?  Y claro, …como están en la mesa hay que probarlos.

– Pon la mesa y disfruta, recuerda que el motivo principal es reunirse y no comer en sí mismo, puedes disfrutar de la comida sin hincharse como si no hubiera un mañana.

– Además de las bebidas con alcohol y refrescos pon una botella de agua y alterna de vez en cuando, eso te ayudará al día siguiente a eliminar líquidos.

– Los demás días además de una dieta más ligera para poder compensar la ingesta de tantos excesos, bebe mucha agua e infusiones digestivas.

– Piensa en opciones que sean más saludables, ensaladas diferentes, entrantes con verduras, aperitivos saludables y poco calóricos como mariscos; y ponlos al alcance de tus manos.

– Es bueno recoger la mesa durante el día, es decir si en tu casa es de las que la mesa para todo el día de navidad puesta, recoge el aperitivo antes de poner la comida, y recoge la comida antes de poner el postre, y recoge el postre antes de poner el café y las pastas …así evitarás empezar a las 7 de la tarde a comer de nuevo los aperitivos.

– Si te coinciden vacaciones mírale el lado positivo, tendrás más tiempo para hacer algo de ejercicio, haz caminatas, es época de paseos a la montaña, de salidas en bicicleta, muévete para ayudar a mantener el peso adecuado en estas fechas.

Disfruta la navidad con cabeza para que ¡no sea un problema de peso!