¿Qué método de depilación es mejor?

La mayoría de civilizaciones han practicado técnicas de depilación. A lo largo de los siglos, múltiples culturas han asociado la depilación con una mayor higiene y belleza.

Podríamos decir que el mejor método de depilación depende de las características y necesidades de la persona, de la localización o de implicaciones económicas.

Cualquier método de depilación puede ser agresivo si se realiza de forma inadecuada. El rasurado elimina solo la parte visible del folículo, por lo que no suele ser un método doloroso, pero tampoco tiene una duración prolongada ni es definitivo.

 La cera es uno de los métodos de depilación más utilizados desde la antigüedad. Es barato y efectivo, y tiene una duración prolongada, pero no es definitivo y es doloroso.

Las distintas técnicas de fuentes de luz como láser y Luz Pulsada Intensa (LPI) son altamente efectivas, en muchos casos definitivas, y no se asocian a problemas si se realizan de la forma correcta.

Tipos de depilación y complicaciones

 Rasurado: No está indicada en casos de infección cutánea ni en procesos que cursen con solución de continuidad de la piel como erosiones o úlceras. Algunas enfermedades dermatológicas ampollosas y porfirias pueden cursar con fragilidad cutánea y se desaconseja su uso también.

Cera: No se recomienda la cera caliente en pacientes con patología varicosa, así como en enfermedades cutáneas con pérdida de integridad de la piel (heridas, erosiones, úlceras) o con procesos inflamatorios dermatológicos activos como eczema, psoriasis, liquen plano o bien infecciones.  En las enfermedades dermatológicas que asocian fragilidad cutánea también se desaconseja utilizar estos métodos.

Láser/Luz Pulsada Intensa: Las técnicas que utilizan fuentes de luz suelen ser poco o nada efectivas en el pelo con color blanco o claro, por lo que no se considera un buen tratamiento en estos casos. Los fototipos más oscuros y las pieles bronceadas están contraindicados para la mayoría de láseres excepto para el de Alejandrita. La toma de fármacos fotosensibilizantes, llevar marcapasos, estar embarazada o presentar una infección activa también desaconsejan el uso de estas técnicas.

¿Cera caliente o fría?

 La depilación con cera caliente se considera más efectiva que la cera fría, si bien suele requerir un proceso más lento para su aplicación y puede provocar dolor y/o quemaduras.

La depilación con bandas de cera fría se considera un buen método para depilación en verano, ensucia menos y además tiene la ventaja de que estas bandas se desechan tras su uso. Como inconvenientes, no elimina bien los pelos de pequeño tamaño.

¿Existe algún método eficaz para evitar que el vello se enquiste?

El crecimiento del vello tras el rasurado puede provocar una pseudofoliculitis, al dirigirse su crecimiento hacia la propia piel. No existen métodos infalibles para evitar este proceso, pero sí que hay una serie de recomendaciones que mejoran el resultado en la depilación con cuchilla.

Es recomendable utilizar agua templada antes de la depilación para que el rasurado sea menos doloroso, así como jabón o un gel de rasurado para favorecer la hidratación de la piel. Después de la depilación se recomienda utilizar agua fría, puesto que tiene efecto calmante.

Respecto a las cuchillas, evita aquellas que no sean para depilación y utiliza siempre cuchillas nuevas.

Recomendaciones para depilación láser

La principal recomendación para la mayoría de láseres o LPI  antes del tratamiento es que la piel no esté bronceada. Además, debe estar rasurada, limpia y seca. El uso de cremas anestésicas puede ser recomendable en los pacientes más sensibles, pero solo en zonas concretas.

Después del tratamiento es recomendable utilizar cremas hidratantes varias veces al día durante las primeras 1-2 semanas, además de protegerse del sol. Cuando salga de nuevo el vello, utilizar sólo depilación por rasurado hasta la siguiente sesión.

 ¿Qué productos no se deberían utilizar después de una depilación?

En general es importante evitar la exposición solar y evitar productos o técnicas exfoliantes o que aumenten la posibilidad de dañar la zona. Hay que recordar que hemos sometido la piel a una agresión.