¿Qué es el Glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad del ojo que le roba la visión de manera gradual. Por lo general no presenta síntomas y puede resultar en la pérdida de la visión de manera repentina.

Sin el tratamiento apropiado, el glaucoma puede llevar a la ceguera. Con exámenes oftalmológicos periódicos, la detección temprana y el tratamiento puede preservarse la vista.

Un drenaje sano

La parte anterior del ojo está llena de un líquido transparente llamado fluido intraocular o humor acuoso que es fabricado por el cuerpo ciliar.

Éste sale del ojo por medio de la pupila para luego ser absorbido hacia el torrente sanguíneo por medio del sistema de drenaje del ojo (formado por una malla de canales de drenaje que está alrededor del borde externo del iris).

Si el drenaje es adecuado, la presión del ojo se mantiene a un nivel normal. La producción, el flujo y el drenaje de este fluido es un proceso activo y continuo necesario para la salud del ojo.

La presión interna del ojo depende de la cantidad de fluido que se encuentre dentro del mismo.  Si el sistema de drenaje del ojo funciona correctamente, el fluido saldrá libremente in acumularse.

El ojo con Glaucoma

Es la alteración del sistema de drenaje del ojo donde se tapa y el fluido intraocular no puede drenar. Al acumularse, causa un aumento de presión del ojo que causando daño del nervio óptico que es muy sensible, llevando a la pérdida de la visión sin darnos cuenta.

¿Lo Voy a Notar?

El glaucoma suele estar presente en ambos ojos, pero por lo general la presión intraocular se empieza a acumular primero en uno solo. Este daño puede causar cambios graduales en la visión y, posteriormente, pérdida de la misma.

Con frecuencia, la visión periférica (lateral) se afecta primero, por lo que inicialmente el cambio de su visión suele ser pequeño y usted no lo nota. Con el tiempo, su visión central (directa) también se empezará a perder.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Visión borrosa
  • Dolor de ojos y de cabeza
  • Náuseas y vómito
  • La aparición de halos color arcoiris alrededor de las luces brillantes
  • Pérdida repentina de la visión

¿Me Debo Preocupar?

El glaucoma puede afectar a bebés y adultos mayores. Aunque las personas con mayor riesgo para el glaucoma son los mayores de 60 años. Los antecedentes genéticos y geográficos son importantes a la hora de valorar el estudio y la presión intraocular elevada.

¿Qué puedo hacer para prevenir el glaucoma? 

  • Revisión en niños, adolescentes y adultos.
  • La población sin antecedentes debe hacerse un examen integral para despistaje de glaucoma alrededor de los 40 años, posteriormente cada dos o cuatro años.
  • Población con mayor riesgo para desarrollar la enfermedad, debe
    hacerse el examen cada uno o dos años a partir de los 35 años de edad.