¿Cómo corregir la caída de los párpados?

La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores.

La blefaroplastia estética es la operación destinada a corregir las señales que en los párpados manifiesta el envejecimiento facial: descolgamiento de la piel de los párpados superiores y «bolsas» en los párpados inferiores y en la porción interna de los superiores.

La intervención se realiza como un procedimiento aislado o como parte de otra operación, en general un estiramiento facial (lifting). Dependiendo de esto, la intervención se realizará con anestesia local o general.

Tras la intervención, que suele durar una hora y media aproximadamente, se aplica una pomada oftálmica y unos apósitos con suero fisiológico muy frío con el fin de reducir las molestias y la inflamación.

Sin embargo, es normal que durante la primera semana persistan la hinchazón y los cardenales de los párpados. La mayor parte de los pacientes podrán incorporarse a su vida normal en unos 10-12 días.

Al principio las cicatrices pueden ser visibles, como finas líneas enrojecidas situadas en el pliegue del párpado superior y por debajo de las pestañas en el párpado inferior.

A veces, tras la blefaroplastia, se presenta cierta dificultad a la acomodación de la vista, que desaparece a los pocos días de la intervención.

También puede aparecer una conjuntivitis y hematoma subconjuntival que ceden rápidamente con el tratamiento adecuado.

En los primeros días puede suceder que durante el sueño no se cierren completamente los párpados; esto es normal, y cuando el músculo orbicular recupere su tono El resultado de la operación es muy favorable y duradero y, en general, las bolsas de los párpados NO SUELEN REAPARECER.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una blefaroplastia?

Son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta en su apariencia

La cirugía

La blefaroplastia se realiza en el quirófano. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía.

Se realiza bajo anestesia local más sedación, o menos frecuentemente, bajo anestesia general, dependiendo de cada caso.

En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible en todos los pacientes.

 Los resultados

Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses. Progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en una línea clara casi invisible.

Los resultados de la blefaroplastia, un aspecto más joven y despierto, se mantienen años; en muchos casos, los resultados son permanentes.