¿Puede la diabetes afectar a la visión?

La retinopatía diabética es una complicación de la Diabetes Mellitus, enfermedad en la cual el nivel de azúcar está elevado en sangre.

Estos niveles altos con el paso del tiempo dañan los vasos sanguíneos, afectado a órganos como corazón, riñón y el ojo.

En los ojos el deterioro de los vasos sanguíneos de la retina, causa pérdida de fluido en el centro de la retina, causando EDEMA MACULAR y por otro lado los vasos anómalos tienden a crecer sobre la superficie de la retina produciendo NEOVASCULARIZACIÓN, que puede provocar hemorragia vítrea.

En consecuencia, puede provocar pérdida de visión central y visión periférica.

Revisión y Diagnóstico

El oftalmólogo debe revisar los ojos de los diabéticos, con gotas midriáticas y examen completo del fondo del ojo, para determinar si tiene retinopatía diabética no proliferante, que es el grado más frecuente y que suele conducir a provocar edema  macular.

La forma más grave es la retinopatía diabética proliferante que se caracteriza por presencia de neovasos que provocan sangrado, desprendimiento de retina traccional  o rhetmatogeno, afectando gravemente a la visión. Que obliga a realizar tratamiento inmediato.

Tratamiento

 El tratamiento con láser ha sido el tratamiento estándar de la retinopatía diabética, tras diversos ensayos clínicos, durante muchos años, de dos modos:

Laser fotocoagulación focal, para tratar microaneurisma, que por pérdida de liquido ocasionan el edema macular.

Láser difuso o panterinofocoagulación, que puede parar la evolución de los neovasos, necesitando varias sesiones de tratamiento.

Hoy día el edema macular diabético que es la principal causa de pérdida de visión en el diabético, es tratado también con inyecciones intraoculares repetidas.

En caso de edema macular crónico, puede necesitar la inyección intraocular de corticosteroides.

En caso de perdida grave de visión por hemorragia vítrea o desprendimiento de retina, se realiza Vitrectomía, que permite eliminar la sangre y tejidos dañados por la enfermedad pudiendo realizar también endofotocoagulación.