¿Se puede regenerar el hueso de la mandíbula?

Cada día en mayor medida se escuchan palabras como: ¿injerto de hueso o regeneración del hueso…? ¿pero por qué y cuándo está indicada la regeneración? ¿Es siempre necesaria? ¿Qué se consigue con esta técnica? Trataré de explicar estas dudas que a diario se plantean nuestros pacientes.

En los pacientes con faltas parciales de dientes, cuando el hueso disponible para la colocación de implantes es insuficiente, bien sea por antecedentes de infección previa o movilidad de la pieza dental por enfermedad periodontal avanzada, entre otros motivos…se requiere realizar una regeneración ósea previa o simultánea a la colocación de dichos implantes.

¿En qué consiste la técnica?

 La Regeneración Ósea es una técnica de estimulación para la formación de hueso nuevo en zonas donde existen deficiencias, lo que dificulta o hace imposible colocar el implante de manera exitosa.

El concepto de regeneración del hueso se basa en el uso de barreras o membranas físicas que recubren el material de injerto óseo (del propio paciente y/o biomaterial o sustituto óseo). Estas barreras o membranas mantienen ese espacio de hueso regenerado y a la vez evitan que las células del de la procedente de los tejidos blandos (encía) invadan las zonas que van a ser regeneradas. De esta forma se favorece que las células osteoprogenitoras puedan proliferar para formar hueso nuevo.

Hace treinta años, la regeneración del hueso era sólo una idea. Sin embargo, hoy en día constituye una parte necesaria en muchas  de nuestras terapias con dientes y con implantes dentales.

Hace más de 30 años que surgieron los primeros estudios que demostraban que era posible regenerar no únicamente el hueso perdido alrededor de dientes, sino también el ligamento periodontal que lo une a la raíz del diente, así como, el tejido de la parte externa de la raíz, conocido como cemento radicular.

Estas técnicas que se engloban dentro de la cirugía periodontal regenerativa, se conocen como Regeneración Tisular Guiada. Los beneficios de aplicarlas a dientes afectados por enfermedad periodontal avanzada son significativos, ya que, al mejorar el soporte del diente, éste mejora su pronóstico y por tanto su viabilidad a largo plazo.

¿En qué casos está indicada la regeneración del hueso?

De una forma general, podemos decir que la regeneración ósea no está indicada para la mayor parte de pacientes sin ningún diente (edéntulos totales) y que sí está indicada en muchos casos de edentulismo parcial por tres motivos:

  •  Para aumentar la cantidad de hueso disponible para la colocación de implantes (Ej: Elevación de seno maxilar)
  • Para mejorar el pronóstico a largo plazo de estos implantes.
  • Por motivos estéticos (aplicable fundamentalmente al frente anterior del maxilar superior)