¿Cómo detecto si mi hijo consume cocaína?

Cuando llega la adolescencia, los/as hijos/as se vuelven más independientes y, en ocasiones, muestran grandes cambios. Pueden volverse recelosos/as con sus vidas y dejar de compartir sus experiencias con los padres en una búsqueda de independencia que les permita alcanzar, paulatinamente, la madurez.

Los/as amigos/as adquieren una importancia vital para ellos/as y pueden tener una poderosa influencia en sus comportamientos y actividades.

Estos cambios pueden ser simplemente las trasformaciones propias que operan en la adolescencia. Sin embargo, a veces, los padres también pueden comenzar a sospechar un consumo de drogas por parte de sus hijos/as. Así, a continuación, presentamos algunas claves para poder detectar un posible consumo de cocaína en éstos.

No obstante, conviene precisar que no hay que alarmarse ante los cambios que puedan presentar los/as hijos/as. En este sentido, es necesario hacerles saber que está dispuesto/a a hablar con ellos/as de una manera abierta y sincera y escucharles siempre, aunque lo que nos tengan que decir no siempre sea fácil de escuchar.

 

 

Asimismo, también es conveniente hablarles sobre los efectos de las drogas en el organismo y cómo pueden repercutir en todo aquello que más les gusta y aprecian.

En aquellos casos en los que hay problemas de comunicación, no se logra revertir el problema o se ha detectado la situación en un estado avanzado, es conveniente asesorarse por un profesional y proceder a la intervención.