¿Sufres estreñimiento y acabas de dar a luz?

Los niveles altos de progesterona, hormona del embarazo que favorece el estreñimiento, sigue presente, aunque en menor cantidad después de dar a luz puede causar estreñimiento crónico después del parto.

Los músculos abdominales quedan distendidos durante el parto, flácidos y transitoriamente ineficaces, además, el propio intestino puede haberse traumatizado por el parto y haya quedado perezoso.

También influye en el estreñimiento el embarazo y el parto pueden incrementar la presión en la región anal y esto incrementa de que aparezcan o se intensifiquen las hemorroides. El dolor durante el postparto puede hacer que, involuntariamente, retengamos debido al miedo a ir al baño.

El sedentarismo en los primeros días después del parto no favorece el tránsito intestinal, se recomienda iniciar los paseos cuanto antes. Un cuerpo inactivo favorece un intestino inactivo.

 Cómo evitarlo

  • Correcta Hidratación: Bebe mucha agua, zumos naturales, caldos, infusiones, etc. Para una mejor reposición hídrica. El café matinal puede ayudar.

 

  • Come frutas, verduras y fibra: Come frutas, verduras y otros alimentos ricos en fibra para aumentar tu cantidad de ingesta de fibra diaria, Aumentando la cantidad de fibra en nuestra dieta logramos que se ablanden las heces y que la evacuación sea fácil con las frutas y las verduras. El kiwies la fruta ideal para mejorar el tránsito, junto a los higos o ciruelas, pasas, la zanahoria, calabaza…

 

  • Ejercicio Físico: el sedentarismo es una causa muy frecuente, es decir, no moverse. O sea que cuando se pueda, es bueno empezar a moverse. Este movimiento en el postparto ayudará a que los órganos internos busquen de nuevo su sitio y a normalizar el tránsito. .- Los ejercicios de Kegel que se pueden realizar prácticamente después de haber dado a luz y en la misma cama. Estos ayudan a tonificar el perineo y el recto.

 

  • Defecar cuando tengas ganas: Ir al baño en cuanto sientas necesidad, sin aguantar, intenta estar relajada y tranquila en el inodoro. Para ello necesitaremos el apoyo de la pareja o familia.

 

  • Si el problema de estreñimiento persiste, consulta al médico especialista por si puede recomendarte laxantes o ablandadores de hecescompatibles con la lactancia, para facilitar el tránsito intestinal y la defecación.