La importancia de la ecografía 3D y 4D para el bebé

comida durante el embarazo

En los últimos diez años nuestras pacientes se han ido familiarizando con una nueva técnica en imagen: la ecografía tridimensional. En un principio eran simples imágenes en tres dimensiones del feto, sin embargo a partir de 1999 comenzaron a obtenerse verdaderas imágenes ecográficas en movimiento in situ, inicialmente denominadas “3D en vivo” que hoy se conocen con el nombre de 4D.

El hecho de poder aproximar una visión del feto tan cercana a la realidad, y más aún en movimiento, ha resultado algo muy gratificante para madres y padres, ofreciendo un primer encuentro cara a cara con el que será su futuro hijo.

Pero más allá de este hecho, en la gran mayoría de los casos la sociedad ha asumido que estas aplicaciones simplemente sirven para visualizar al feto en movimiento o tener una primera fotografía de su descendiente.

Prioridades médicas de la ecografía 3D y 4D

Hemos de concienciar a las pacientes de que existen otras prioridades médicas de la ecografía 3D y 4D en el diagnóstico de malformaciones fetales y en la patología ginecológica. De estas otras utilidades hablaremos en las siguientes líneas.

En primer lugar mediante la neuronavegación multiplanar 3D se obtienen múltiples imágenes secuenciales de milímetros de distancia del cerebro y otras estructuras que se encuentran dentro de la cabeza del feto. Permite así visualizar estas imágenes en los tres planos del espacio. Esta herramienta ha logrado mejorar el diagnóstico de lesiones, malformaciones y variantes de la normalidad del sistema nervioso fetal.

Labio leporino y paladar hendido

En ocasiones el feto puede presentar un defecto o abertura en el labio superior denominada labio leporino; en algunos casos se puede acompañar de una lesión del paladar denominada paladar hendido, produciéndose un cierre defectuoso del mismo. Los niños con paladar hendido pueden tener dificultades para comer, con el habla, problemas dentarios, infecciones auditivas…

Hasta hace unos años el diagnóstico del paladar hendido mediante ecografía fetal se consideraba imposible. Gracias a la aparición de la ecografía 3 D se ha empezado a diagnosticar este defecto cada vez con mayor precisión. Esto ha permitido dar a los padres una información mucho más detallada acerca de las opciones terapéuticas postnatales.

Reproducción Asistida

En el caso de la Reproducción Asistida, las anomalías o malformaciones uterinas de la mujer adulta se asocian en muchos casos a dificultades para conseguir el embarazo o a abortos. En estos casos la ecografía 3D ha resultado especialmente útil ya que permite distinguir entre los diferentes tipos de malformaciones diferenciando cuales son potencialmente tratables frente a las que no lo son, con mejores resultados tras cirugía.

En resumen, más allá de la pura aplicación social o psicológica que puede tener la ecografía 3D y 4D para la visualización de la cara fetal, existen muchísimas situaciones de un verdadero interés clínico en el campo de la ginecología y la obstetricia en que la ecografía 3D y 4D resulta útil; de todas ellas aquí solo se citan algunas.