Implantología dental avanzada guiada por ‘GPS’

En Vithas Davó Instituto Dental llevamos un tiempo realizando procedimientos quirúrgicos asistidos por sistemas de navegación en tiempo real. Estos permiten completar un protocolo de trabajo diagnóstico completamente digital y realizar el acto quirúrgico por medio de un sistema de navegación dinámica.

Este sistema permite un acto quirúrgico guiado, en el que visualizamos en directo, a través de una pantalla, la posición y la angulación de todos los instrumentos y los implantes implicados en el proceso.

Los “navegadores”, muy desarrollados en otras especialidades médicas (neurocirugía, por ejemplo) están empezando a entrar con fuerza en nuestro campo, para el tratamiento de diferentes patologías y, en especial, en las terapias con implantes dentales.

De este modo se abre un mundo de posibilidades tanto en el campo de la asistencia clínica, como en la investigación y formación. En Vithas Davó Instituto Dental continuamos con nuestro compromiso de innovación, por lo que no hemos dudado al incorporarlo a nuestro arsenal diagnóstico-terapéutico.

¿Cómo se llevan a cabo estas cirugías?

 En primer lugar, se realiza un TAC al paciente, que se procesa con diferentes softwares y que nos sirve para decidir cuál es el procedimiento más apropiado. A continuación, procedemos a la realización de la cirugía con el navegador (X Guide, basado en el mismo sistema que el GPS).

En ella obtenemos en tiempo real, y en todo momento, una visión tridimensional de la cirugía. El software cuenta con una pantalla en la que se podrá ver el punto de entrada y la angulación que se tiene en cada momento (el programa corregirá hacia la angulación planificada).

También mostrará la profundidad a la que se encuentran los instrumentos, así como las posibles desviaciones de angulación en grados que se pueda tener.

Este sistema guiado permite realizar cirugías menos invasivas, sin necesidad de abrir la encía, y menos traumáticas, con lo que la recuperación del paciente es mucho mejor y más rápida. Además, aumenta la precisión y seguridad de los casos, incluso en situaciones complejas: podemos ver en directo cómo se van insertando tanto las fresas como el implante en el hueso, así como la relación con las diferentes estructuras anatómicas.

Asimismo, permite acortar los plazos de tratamiento, ya que se podemos integrar la planificación de los dientes que va a llevar el paciente, de forma digital desde el inicio (escáner intraoral).

La navegación quirúrgica en implantología dental es ya una realidad y abre todo un mundo de posibilidades que iremos desarrollando.