¿Qué pasa si dejas de fumar?

cancer de pulmón por el tabaco

El tabaquismo es una de las principales causas de muerte evitable en el mundo industrializado. Muchos fumadores no intentan dejar de fumar porque piensan, que no tienen “fuerza de voluntad”, que les será muy difícil, sufrirán, engordarán y que las mejoras en su salud solo se verán si pasa mucho mucho tiempo.

Sin embargo, la “fuerza de voluntad” o motivación es algo que se trabaja y se consigue, así cómo se pueden aprender muchas estrategias que nos van hacer fácil abandonar el tabaco y evitar las recaídas.

Por otra parte, los beneficios para la salud son casi instantáneos tras el último cigarrillo y, por suerte, continúan mejorando con el tiempo de abstinencia:

Apenas 20 minutos después de haber fumado el último cigarrillo, la frecuencia cardíaca baja, vuelve a la normalidad y la circulación comienza a mejorar.

Tras 1 día sin fumar, el cuerpo se limpia del exceso de monóxido de carbono y aumentan los niveles de oxígeno en el organismo. La actividad física y el ejercicio son más fáciles de hacer.

2 días después, se nota un mayor sentido del olfato y se recuperan los sabores de los alimentos.

En 3 días, los niveles de nicotina en el cuerpo se agotan.

En 1 mes de abstinencia, la función pulmonar comienza a mejorar, se produce menos tos y menor dificultad para respirar.

9 meses después de dejar de fumar, los pulmones se han curado de manera significativa.

1 año después de dejar de fumar, el riesgo de enfermedad coronaria disminuye a la mitad, reduciendo el riesgo de accidente cerebrovascular.

Tras 10 años sin fumar, las posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón y morir de él se reducen aproximadamente a la mitad. a probabilidad de desarrollar cáncer de boca, de garganta o de páncreas también se ha reducido significativamente.

Tras 20 años sin fumar, el riesgo de muerte disminuye al nivel de una persona que nunca ha fumado en toda su vida.

Los tratamientos psicológicos han mostrado ser eficaces en el tratamiento de los fumadores desde la década de los años 60. Actualmente, el tratamiento psicológico de elección sería un programa conductual multicomponente.

El tratamiento psicológico está muy estructurado sesión a sesión, dura entre 5 y 8 sesiones, y aborda la dependencia de la nicotina, la dependencia psicológica y cómo mantenerse abstinente sin recaer.

Plan de Acción para dejar de fumar

  • Decidimos una fecha para dejar de fumar.
  • Proporcionamos información importante, sobre el tabaco, cómo funciona la adicción, cómo identificar y combatir autoengaños, manejo de los deseos, mitos, etc….
  • Trabajamos estrategias de autocontrol; reducción gradual de ingestión
  • de nicotina y alquitrán, entrenamiento en autocontrol, control de estímulos, etc.
  • Enseñamos estrategias para superar el síndrome de abstinencia.

Plan de mantenimiento

  • Nos entrenamos en estrategias de prevención de la recaída
  • Buscamos apoyo social