Chequeos preventivos: ¿cuándo realizarlos? ¿quién deber realizárselos?

Caucasian doctor in medical mask speaking with mother about scoliosis of her daughter stock photo. Pediatrics concept

La prevención es fundamental para asegurarse el buen estado de salud o para afrontar de forma precoz posibles enfermedades que a tiempo, tienen un índice de curación muy alto. Por todo ello, fundamentalmente a partir de los 40 años, todas las personas deben incluirse en una dinámica de prevención que esté basada en la realización periódica de pruebas básicas que sirvan como control a su estado de salud.

En principio, estas pruebas deben realizarse cada 2 años, excepto en aquellos casos en los que se tengan antecedentes de algunas enfermedades concretas. En este caso, podría ser necesario comenzar antes. Nos referimos por ejemplo a aquellas personas de piel clara o con gran cantidad de lunares en la piel, ya que precisarán de revisiones cutáneas para la prevención del Melanoma. Para la realización de estas pruebas preventivas, influyen también determinados hábitos adquiridos como la obesidad, la diabetes, el consumo de tabaco, el sedentarismo o mantener una dieta deficiente, cuestiones entre otras que hacen, por ejemplo, que aumente el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, que se tenga mayor riesgo de padecer Cáncer, déficit nutricional, etc. En estos casos con mayor riesgo de infecciones o antecedentes genéticos las revisiones se comenzarán a realizar desde edades más tempranas y además, realizando una serie de pruebas más concretas.

Hechas estas aclaraciones podemos decir que en general las pruebas a realizar en función de la edad y sexos de las personas son las siguientes:

1: Chequeo a partir de los 40 años:

♀ Mujer: Revisión cardiovascular (niveles de glucosa, colesterol, presión arterial); citología para descartar cáncer de cérvix y prueba de VPH (Virus del Papiloma Humano); y mamografía bianual hasta los 50 años.

Hombre: Revisión cardiovascular (niveles glucosa, presión arterial, niveles de colesterol); PSA para Ca de próstata; y Test de sangre oculta en heces para cribado de cáncer colorectal.

2: Chequeo a partir de los 50 años:    

♀ Mujer: Revisión cardiovascular; mamografía anual; citología cada 3 años, VPH cada 5 años hasta los 65 años; Test de sangre oculta en heces anual; densitometría ósea bianual. Revisión dental anual.

Hombre: Revisión cardiovascular; revisión urológica anual; recomendable Test dude Sangre oculta en heces anual; y cáncer colorectal. Revisión dental anual

3: Chequeo a partir de los 60 años:

♀ Mujer: Revisión ocular anual; revisión ORL (otorrinoralingología) anual; densitometría anual para prevención de osteoporosimemorias; y vacunación antigripal a partir de los 65 años.

Hombre: Revisión ocular y ORL (otorrinoralingología) anual  para prevenir enfermedades degenerativas de la edad. Vacunación antigripal a partir de los 65 años.

4: Chequeo a partir de los 65 años:

A partir de los 65 años los chequeos se basan en el seguimiento Cardiovascular y Cribado de cáncer hasta los 70 años, así como de aspectos mentales tales como test de memoria, orientación, así como situaciones socio-familiares y comprobación de las limitaciones físicas y sensoriales.

¿Cuándo hacerse análisis? ¿A qué edad?

En cuanto a qué edad debemos hacernos un análisis, como norma general hay que señalar que se debe hacer una exploración clínica básica, incluyendo un análisis básico con niveles de glucosa, colesterol, creatinina (para evaluar funcionarios renal), leucocitos, para evaluar las defensas, hemoglobina, para descartar posibles anemias y en función de esto se podrían realizar otras pruebas como electrocardiograma o pruebas autoinmunes, en función del caso concreto.

Estas pruebas se comienzan a partir de los 18 años, con una periodicidad mínima de repetición cada 4 años. Además si se trata de personas sexualmente activas, es necesario realizar test de VIH (si hay dudas, o indicios, así como en el caso de que el paciente lo pida). Finalmente será necesario actualizar las vacunas. En mujeres a partir de los 25 años se recomienda la citología cervical cada 3 años.

Finalmente hay que hacer una anotación en cuanto a la revisión de la vista, ya que a partir de los 40 años, aumentan el número de trastornos oculares como la presbicia, el glaucoma, la retinopatía diabética, o las cataratas. Por ello debemos hacernos un chequeo cada 2 años, si no tenemos síntomas hasta los 55 años, a partir de esta edad deberíamos hacernos un chequeo anual.

Dejar respuesta