Comer bien para ver mejor

Existen alimentos que ayudan a nuestro sistema visual a mantenerse en forma. La vitamina A juega un papel fundamental en el correcto funcionamiento de la retina, ¿dónde la podemos encontrar?

Desde la antigüedad era conocido que la falta de vitaminas provocaba ceguera, pérdida de piezas dentales y hemorragias en los marineros que pasaban largos periodos en alta mar apartados de frutas y verduras frescas. “Con el avance en el conocimiento, se descubrió que la falta de vitamina A (retinol) era la causante de esta ceguera que comenzaba siendo nocturna y podía acabar siendo total. Por otro lado, la falta de vitamina C (ácido ascórbico) era la causante del escorbuto”, explica el Dr. Antonio Gascón Ginel, especialista de oftalmología del hospital Vithas Granada.

El experto señala como esenciales en nuestra dieta el retinol y los carotenos.  El retinol (vitamina A), juega un papel fundamental en el correcto funcionamiento de la retina y en la visión, cuando las condiciones de iluminación son bajas. Por su parte, los carotenos, son unos antioxidantes muy potentes que ayudan a prevenir el daño causado por el envejecimiento. Estas sustancias se encuentran presentes en altas cantidades en frutas y verduras de color rojo como el pimiento, el tomate, o los arándanos; así como en carnes rojas, el hígado y en la leche entera. Existen otros alimentos que tienen un elevado poder antiinflamatorio y también son de interés tanto a nivel ocular como sistémico, hablamos de los ácidos grasos omega-3. Estos se hayan en concentraciones elevadas en los pescados azules (salmón, sardinas, boquerones, atún, etc.) y los frutos secos.

“Actualmente, es bien conocida en nuestra especialidad la relación existente entre la degeneración macular asociada a la edad y la alimentación. Siendo la dieta el primer escalón terapéutico que se indica a pacientes con antecedentes familiares o en los que observamos cambios en su fondo de ojo, pudiendo detectar la enfermedad mucho antes de que el paciente tenga síntomas; de ahí la importancia de los controles periódicos”, aconseja Gascón Ginel.

1 Comentario

Dejar respuesta