¿Cómo afecta la primavera a los problemas de sueño?

Cambios de estación y sueño

Los cambios de estación puede traer consigo, en algunas personas, dificultad para dormir o para lograr un sueño reparador. En primavera se incrementan los problemas de sueño por el aumento de la intensidad lumínica, incremento de temperaturas y horas de sol, variaciones en los niveles de humedad, presión atmosférica y cambio horario. Todos estos factores pueden alterar la producción de hormonas y neurotransmisores, cuya secreción es regulada por el hipotálamo, lo cual repercute en el reloj biológico.

¿Qué consecuencias tiene en nuestra salud?

Una falta significativa y prolongada de sueño puede afectar a:

  • Sistema inmunitario
  • Salud intestinal
  • Incremento del ritmo cardíaco y de la presión arterial
  • Incremento de la obesidad
  • Procesamiento de la glucosa, lo que implica mayor riesgo de diabetes tipo 2
  • Dificulta la toma de decisiones y la concentración
  • Trastornos psicológicos a largo plazo, como ansiedad y depresión

¿Cómo regular el sueño?

Un sueño de calidad por tanto es tan importante como la dieta o el ejercicio. Para conseguir regular el sueño:

  • Técnicas efectivas de relajación
  • Una buena higiene del sueño que implique terapia cognitivo conductual (TCC)
  • Rutinas horarias
  • Evitar la cafeína y el alcohol por las tardes
  • Ejercicio moderado antes de irse a dormir
  • Desconexión total de todos los dispositivos electrónicos, como móviles y tabletas

Sin embargo, cuando el problema persiste, es necesario acudir a una unidad del sueño especializada.

Dejar respuesta