¿Cómo afrontar la infertilidad?

A pesar de ser conscientes de que la infertilidad es un problema común, la capacidad de tener descendencia suele darse por sentada, de modo que la noticia de la infertilidad suele ser inesperada, provocando sentimientos difíciles y emociones incómodas.

Hacer frente a la infertilidad hace necesaria energía tanto física como psicológica, y es importante que tu pareja y tú estéis preparados para las emociones que vais a experimentar.

Algunos de los sentimientos más comunes son el shock inicial ante la noticia y la posterior negación del problema. También es común el sentimiento de culpa e ira, pero lo importante es saber que no estáis solos.

Cómo afecta a la pareja

Ante un problema de infertilidad, las parejas normalmente responden de formas diferentes, dependiendo de la personalidad y los mecanismos propios de afrontar situaciones complicadas.

Puede que uno de los miembros de la pareja se sienta esperanzado y optimista mientras que el otro puede estar desanimado y con actitud más negativa.

También es común que cada uno de los miembros de la pareja se guarde para sí mismo sus emociones buscando proteger a su pareja de los sentimientos dolorosos, por todo ello, la comunicación dentro de la pareja es fundamental ante un problema de infertilidad y el posterior tratamiento.

Técnicas que ayudan

También suele ser beneficiosos hablar con otras parejas que sufren el mismo problema y de ese modo poder encontrar un apoyo alternativo y con el que identificarse ante las posibles diferencias de afrontar el problema que por cuestión de género suelen darse.

Aceptar que es necesario acudir a un tratamiento de fertilidad suele ser una emoción difícil de gestionar, pero además es importante estar psicológicamente fuerte para hacer frente a dicho tratamiento.

Dejar respuesta