Correr es beneficioso para tu corazón. Pero ¿cuánto?

Correr es uno de los deportes más asequibles de los que disponemos. Corriendo podemos controlar el colesterol, la diabetes y la hipertensión arterial. También fortalece el corazón, facilita el riego sanguíneo y ayuda a tener un estado mental saludable.

Correr es uno de los deportes más asequibles de los que disponemos. Está demostrado que las personas que realizan ejercicio físico de forma habitual tienen menos probabilidades de morir que las que no lo hacen, además el riesgo baja si hablamos de enfermedades cardiovasculares.

“En este sentido, corriendo podemos controlar el colesterol, la diabetes y la hipertensión arterial. También es posible perder peso. Y entre sus muchas otras ventajas, correr de forma habitual previene la osteoporosis, fortalece el corazón, facilita el riego sanguíneo y ayuda a tener un estado mental saludable”, apunta el Dr. Juan Delgado, Coordinador de Cardiología Clínica del Instituto Cardiovascular Vithas.

¿Pero cuánto hay que correr? Esa pregunta es más difícil de responder.

Sabemos que correr es siempre mejor que no hacerlo, en términos de beneficios para la salud cardiovascular. Sin embargo, no se ha demostrado que más alta intensidad o frecuencia de carreras estén asociadas con mayores beneficios. Por tanto, carreras de hasta 1 día a la semana y con menos de 50 minutos de dedicación ya confieren beneficio.

Dejar respuesta