El calor aumenta la posibilidad de formar piedras en el riñón

piedras en el riñón

Los cálculos en el aparato urinario, piedras en el riñón, son una de las enfermedades más frecuentes que vemos los urólogos en la consulta incrementándose un 30% en los meses de verano.

Si además tenemos en cuenta que la mitad de los pacientes que han formado un cálculo en el aparato urinario lo volverán a producir en un futuro próximo, deberemos esforzarnos en intentar detectar aquellas alteraciones metabólicas o dietéticas capaces de producirlos.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de formación de piedras?

La exposición al calor, el tipo de trabajo y el ejercicio físico:

-El calor ambiental es uno de los agentes más reconocidos de riesgo, siendo la litiasis más frecuente en climas cálidos.

– Las altas temperaturas en el lugar de trabajo condicionan pérdidas insensibles de agua por la alta transpiración. Por ello, la tasa de cálculos es 3.5 veces mayor en trabajadores sometidos a una temperatura constante, superior a los 30 grados, que aquellos cuyo trabajo se realiza entre los 20 y los 25 grados.

-El ejercicio físico vigoroso, especialmente en verano, puede causar deshidrataciones periódicas y mayor concentración de cristales en la orina.

Historia familiar:

El componente genético es muy importante en la litiasis renal, siendo más frecuente en aquellos pacientes que tengan un familiar de primer grado que también haya tenido cálculos renales.

Fármacos y suplementos:

Los fármacos y suplementos vitamínicos, minerales…. pueden aumentar el riesgo de litiasis si cristalizan en el riñón o alteran la bioquímica urinaria.

¿Qué debemos comer?

Se han distinguido factores dietéticos que promueven el desarrollo de cálculos renales y otros que ejercen un efecto protector, por lo que la dieta debe considerarse como parte integral del tratamiento de estos pacientes.

Factores dietéticos que promueven la formación de cálculos:

-Una alta ingesta de proteína animal, una baja ingesta de líquidos, una alta ingesta de sodio y una alta ingesta de oxalato.

-Se ha establecido también que una alta ingesta de vitamina C y un consumo excesivo de carbohidratos favorecen la formación de cálculos de calcio.

-Aunque solo un porcentaje bajo del oxalato urinario proviene de la dieta, una restricción del mismo, (presente en frutos secos, espinacas, acelgas, berenjenas, coliflor, apio, sopa de tomates, frutillas, chocolate y granos enteros) beneficiará a pacientes que forman cálculos de oxalato cálcico.

La modificación dietética puede reducir el riesgo de recurrencia de litiasis renal. Por esto es muy importante realizar una detallada anamnesis alimentaria al paciente, orientada a identificar posibles hábitos alimentarios que estén favoreciendo el desarrollo de cálculos y de esta forma guiar adecuadamente las recomendaciones dietéticas.

¿Qué controles médicos debemos tener?

 Si ha padecido o expulsado cálculos por el aparato urinario debería ir al urólogo al menos una vez al año para realizarse una  ecografía renal y una analítica básica.

Pruebas muy sencillas que no evitan que se formen cálculos, pero si detectarlos antes de que supongan un problema para la salud.

Recordemos que hoy en día disponemos de técnicas como la litotricia que pueden solucionar su problema en 20 minutos sin esperar a las complicaciones.

 

Dejar respuesta