¿Es malo dejar llorar a los recién nacidos?

El llanto implica estrés y el organismo reacciona segregando una hormona llamada cortisol, que si bien, permite un estado de alerta, niveles elevados pueden implicar daño en estructuras y sistemas neuronales. Por eso, si a un bebé que se le deja llorar en una cuna sin atenderlo, se sentirá desprotegido y tendrá implicaciones en su desarrollo emocional ulterior

El llanto es un medio de expresión de nuestros recién nacidos y supone, al igual que en otras especies con cuidado parental, un elemento esencial para la supervivencia. Los recién nacidos no sólo lloran por hambre, pueden tener frío, calor, pañal mojado, tener sueño y no poder conciliarlo, o simplemente, necesiten contacto. Por eso, muchos padres y madres, especialmente primerizos, se plantean si es malo dejar llorar al recién nacido.

“El llanto implica estrés y el organismo reacciona segregando una hormona llamada cortisol, que si bien, permite un estado de alerta, niveles elevados pueden implicar daño en estructuras y sistemas neuronales”, explica la Dra. Pilar Bas, neonatóloga y especialista del servicio de pediatría de Vithas Las Palmas. “Si a un bebé que se le deja llorar en una cuna sin atenderlo, se sentirá desprotegido y tendrá implicaciones en su desarrollo emocional ulterior”, señala. 

El llanto del bebé, según la Teoría del Apego

La teoría del apego, defendida por el psiquiatra John Bowlby, ofrece información clara al respecto. “Según esta teoría, los recién nacidos y lactantes que carecían de un vínculo afectivo de al menos un cuidador presentaban alteraciones en su desarrollo social y emocional a largo plazo, incluyendo psicopatía sin afecto”, explica la especialista.

Según esta teoría si una madre no atiende las necesidades de su hijo, tendrá repercusiones en su patrón de apego, y conllevar a un estado de indefensión aprendida y/o resignación (aprenderá que llore o no, nadie va a atenderle, nada va a cambiar). “Hoy en día podemos afirmar, que dejar a un bebé llorando en una cuna sin consuelo, no sólo no es recomendable, sino perjudicial, y dicho perjuicio será peor cuanto más pequeño sea el recién nacido”, asegura la neonatóloga de Vithas Las Palmas.

 

Dejar respuesta