Esto es lo que pasa cuando dejas de fumar

La mayoría de personas son conscientes de los múltiples riesgos para la salud que supone fumar. Enfermedades coronarias, diferentes tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, pulmonares, etc. Aparte de estas, el tabaquismo suele conllevar una debilitación del sistema inmunológico, así como el envejecimiento prematuro de la piel o patologías bucales.

Pero como hoy es el Día Mundial sin Tabaco vamos a darle la vuelta a la tortilla para centrarnos en los beneficios que conlleva apagar nuestro último cigarrillo. Y lo vamos a hacer de manera cronológica, es decir, exponiendo los cambios que experimentará nuestro organismo a medida que pasan las horas, días, meses y años sin fumar.

½ hora después de dejar de fumar

Aunque no te lo creas, tras 20 minutos de habernos fumado el último cigarrillo nuestra frecuencia cardíaca baja y vuelve a la normalidad. De igual forma, la presión arterial comienza a caer y la circulación sanguínea empieza a notar una leve mejoría.

2 hora después

En este momento tu ritmo cardíaco se acercará a niveles normales y la tensión arterial mejorará. Ahora es cuando puedes notar los primeros síntomas de la abstinencia como la necesidad de nicotina, aumento del apetito, apatía, somnolencia o frustración.

Después de 12 horas

Tras medio día sin encender un cigarrillo, el cuerpo se limpia del exceso de monóxido de carbono, volviendo los niveles a la normalidad y aumentando los niveles de oxígeno en el organismo.

Tu primer día sin fumar 

A las 24 horas de dejarlo, el riesgo de un ataque cardíaco súbito disminuye. En tan poco especio de tiempo, los niveles de oxígeno habrán aumentado y percibirán una mayor facilidad para realizar actividad física.

2 días después.

Las terminaciones nerviosas comienzan a regenerarse y los sentidos del olfato y el gusto empiezan a normalizarse. Comprobarás como el sabor y textura de los alimentos cambia notablemente… y para bien.

Después de 72 horas

En 3 días, los niveles de nicotina en el cuerpo se agotan y la sensación de abstinencia crece notablemente. Mal humor, irritabilidad, dolores de cabeza severos y antojos son algunos de los síntomas más característicos. Es el momento de aguantar y superar el reto.

Tras tu primer mes sin fumar…

Se empiezan a notar mejorías como la desaparición de la tos, la congestión nasal y la fatiga, al tiempo que disminuyen las infecciones respiratorias.

Después de 9 meses

En este punto podemos decir que los pulmones se han curado de manera significativa y los cilios (diminutas estructuras similares a un cabello que expulsan la mucosidad de los pulmones) podrán hacer su trabajo de manera eficiente, combatiendo infecciones y limpiando los pulmones con mayor facilidad. Todo esto contribuirá a la desaparición de la tos y el acortamiento de la respiración.

Cuando cumplas 1 año…

Un año después de tu último cigarrillo, el riesgo de enfermedad coronaria disminuye a la mitad y seguirá bajando con el paso del tiempo.

Después de 5 años

Tras 5 años sin fumar, las arterias y los vasos sanguíneos comienzan a ensancharse de nuevo y el riego de sufrir un infarto cerebral es el mismo que el de los no fumadores.

Después de 10 años

Las posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón y morir de él se reducen aproximadamente a la mitad, en comparación con alguien que sigue fumando. El daño causado por este mal hábito es enorme e incluso después de 10 años, todavía estás curándote. Sin embargo, como hemos dicho anteriormente, sufrir cáncer de pulmón se convierte en una posibilidad remota, al igual que es menos probable que aparezcan otras patologías cancerígenas que afecten a órganos como la boca o el páncreas.

A los 20 años

Tras 20 años sin fumar, el riesgo de muerte por causas relacionadas con el tabaquismo disminuye hasta el punto de situarse al nivel de una persona que nunca ha fumado en toda su vida.

Para terminar, recordarte que nuestra consulta del Hospital Vithas Parque San Antonio está abierta para que puedas solicitar información sobre los diferentes tratamientos de deshabituación al tabaquismo. Recuerda que, según las últimas estadísticas, 7 de cada 10 fumadores se han planteado dejar de fumar en el último año…

Dejar respuesta