Haz que tus hijos no descuiden su salud bucal en verano

El verano es una época en la que nuestros hijos ven reducidas sus rutinas con respecto al resto del año. Campamentos, días de playa o excursiones con familia y amigos hacen que muchas de las comidas se lleven a cabo fuera de casa afectando, por consiguiente, a su limpieza dental. Cabe recordar que debemos crear una rutina desde edades tempranas para que, con el paso del tiempo, se convierta en un hábito.

Hoy vamos a dar unos sencillos consejos para facilitar que los más pequeños de la casa mantengan estos hábitos saludables durante los meses veraniegos y su salud dental no se vea afectada.

  1. El neceser con un cepillo manual y pasta de dientes que contenga flúor debe ser un compañero de viaje, allá donde vayan.
  2. Si asisten a algún campamento o colonia, es fundamental que sepan que su cepillo es personal e intransferible, es decir, que solo lo deben usar ellos. De igual forma, les recordaremos la importancia de realizar el cepillado después de cada comida.
  3. Debemos motivarles para que completen sus rutinas de higiene dental con el uso de la seda dental y enjuagues, los cuales pueden ser incorporados al neceser.
  4. El cepillado debe durar, como mínimo, dos minutos aunque no debemos cepillarnos fuertemente ya que podemos dañar nuestras encías y esmalte dental.
  5. Hay que beber agua con regularidad. Debemos comentarles que en verano perdemos más líquido debido a las altas temperaturas y que una buena hidratación previene infecciones e inflamaciones en la boca.
  6. Aunque en verano es normal que consuman más helados, bebidas azucaradas o dulces, es importante recordarles que no deben abusar de este tipo de alimentos.

Dejar respuesta