Hoy aprendemos más sobre… el densitómetro óseo.

La densitometría ósea es una prueba que sirve para determinar la densidad mineral ósea en el cuerpo de una persona. Es una técnica fácil de realizar por su rapidez y comodidad para el paciente, ya que no es dolorosa ni requiere ingreso en el hospital.  Al medir el calcio en los huesos, se utiliza con mucha frecuencia para diagnosticar la osteoporosis y para valorar el riesgo que una persona tiene de sufrir fracturas. La osteoporosis es una enfermedad ósea que se caracteriza por una disminución de la densidad del tejido óseo y tiene como consecuencia una fragilidad exagerada de los huesos.

Por norma general, esta prueba médica que está disponible en nuestros centros Vithas Salud Rincón Medical Centre de Torremolinos, Rosaleda, Rincón de la Victoria y ahora también en el de Torre del Mar, se suele realizar a las mujeres que comienzan a perder masa ósea, ya sea en la etapa premenopaúsica o en la  postmenopaúsica. Tanto el ginecólogo como el reumatólogo, especialistas que la suelen prescribir, tienen en cuenta algunos factores de riesgo como por ejemplo si la paciente fuma o ha fumado, si no toma ningún tratamiento hormonal o si consume pocos estrógenos.

Pero esta prueba no sólo está indicada para el sexo femenino. También deben hacérsela aquellas personas que:

  • Tengan antecedentes maternales o personales de tabaquismo o de fractura de cadera.
  • Hombres con enfermedades clínicas asociadas a la pérdida ósea.
  • Utilicen medicamentos que se conocen que generan pérdida ósea, incluyendo corticoides como Prednisona, diferentes medicamentos anticonvulsivos como Dilantin y determinados barbitúricos, o drogas de reemplazo de la tiroides en dosis altas.
  • Tengan diabetes del Tipo 1.
  • Padezcan enfermedad hepática, renal o antecedentes familiares de osteoporosis.
  • Sufran hipertiroidismo y hiperparatiroidismo.
  • Hayan experimentado una fractura después de un traumatismo leve.
  • Se hayan realizado alguna prueba de rayos X que evidencien fractura vertebral u otros signos de osteoporosis.

En qué consiste la prueba 

La prueba es sencilla, indolora y rápida. Suele llevarse a cabo en los servicios de radiología o medicina nuclear y tiene una duración en torno a los 20 minutos. Suele realizarse sobre un único hueso, normalmente la cadera o las vértebras más inferiores de la columna vertebral. En algunos adultos y en los niños se realiza en todo el cuerpo. El examen se realiza con un aparato especial que mide la pérdida ósea y que utiliza una forma mejorada de rayos X. Con una pequeña dosis de radiación ionizante produce imágenes del interior del cuerpo, generalmente de la zona de la cadera o las vértebras inferiores de la columna vertebral. El riesgo de la radiación es muy bajo comparado con los beneficios de detectar la osteoporosis antes de que haya una rotura de un hueso.

La exploración se lleva a cabo en una mesa sobre la que se recuesta el paciente, mientras un brazo móvil se desplaza por la zona a estudiar y ser analizada. El radiólogo compara los datos obtenidos con los valores que se consideran normales para determinar si hay o no pérdida ósea.

Dejar respuesta