La fisioterapia en las disfunciones de suelo pélvico

El suelo pélvico es un grupo muscular que, si bien ha sido durante años el gran olvidado en los libros de anatomía, en la actualidad ha ganado un mayor protagonismo en una sociedad que cada vez tiene más interés en mantener un buen estado de salud en las diferentes etapas de la vida”, explica Elena Molina, fisioterapeuta de Vithas Xanit .

Funciones del suelo pélvico

Las funciones del suelo pélvico se inician en la infancia con el aprendizaje social del control de esfínteres con la continencia y la evacuación adecuadas de la orina, los gases y las heces, muy importante para nuestra vida social y la autonomía personal.

A lo largo de los años, la mujer por su naturaleza cíclica también va a pasar por momentos en los que el suelo pélvico juega un papel muy importante como por ejemplo el embarazo y el parto y habrá que estimular una adecuada recuperación en el postparto para que llegada la menopausia se mantenga en las mejores condiciones posibles.

En el hombre es necesario cuidarlo cuando se presentan problemas prostáticos. Además, interviene en las relaciones sexuales y aunque no tiene un movimiento tan amplio como por ejemplo los músculos de las extremidades o el tronco, también forma parte del control de la postura y muchos movimientos de la pelvis. “Es frecuente que algunos pacientes que sufren cuadros de dolor inespecíficos de años de evolución sin los resultados esperados tras diferentes tratamientos tengan su origen en la musculatura del suelo pélvico y haya pasado desapercibido sin un diagnóstico definitivo”, añade la especialista.

La fisioterapia en las disfunciones del suelo pélvico ofrece un amplio abanico terapéutico para abordar los problemas de dolor pélvico crónico que afecta a un 20% de los pacientes”, puntualiza la especialista; quien añade que, “lo hace adaptando a esta zona corporal técnicas de terapia manual, electroterapia, biofeedback, radiofrecuencia, ecografía musculoesquelética funcional, entre otras”.

Los avances tecnológicos con los que contamos hoy día nos han permitido desarrollar nuevas herramientas terapéuticas accesibles a toda la población como es “App Mohedo”. Actualmente esta aplicación supone un complemento al tratamiento del dolor pélvico crónico como ejercicio cerebral con imaginería motora graduada y que se encuentra en una fase inicial.

 

Dejar respuesta