Nunca me aminoré ante un hombre

La participación de la Dra. María Delgado Roel, cirujana torácica del Hospital Vithas Fátima en E-Woman Vigo fue muy bien acogida por las cerca de 200 asistentes al encuentro celebrado este jueves en el Círculo de Empresarios de Galicia.

La Dra. Delgado Roel hizo un repaso a su propia historia vital, desde el momento en que decidió estudiar Medicina, animada y aconsejada por su abuelo; hasta la cara de sorpresa de otros colegas (hombres) y pacientes al darse cuenta de que la cirujana es ella y no una enfermera o una secretaria del médico.

En su intervención, María Delgado señaló que en Estados Unidos las mujeres representan menos del uno por ciento de los residentes en subespecialidades quirúrgicas y las mujeres sólo representan el 2,3 por ciento de los cirujanos torácicos. En España el 70 por ciento de los cirujanos son hombres y sólo tres de cada diez, mujeres. 

Después de estudiar en la Universidad de Navarra decidió especializarse en cirugía torácica por motivada de su profesor. Hoy en día es algo habitual que a nadie sorprende, pero no siempre fue así. María Delgado contó la historia de James Barrie, considerado el mejor cirujano militar del siglo XIX, que ejerció 50 años antes de que la primera mujer británica pudiera ejercer la Medicina. Sólo cuando murió se supo que era una mujer y que había sido madre. Uno de sus colegas la definió como “la criatura más endurecida que me haya encontrado nunca en el ejército”.

A pesar de que hoy en día es habitual que las mujeres estudien Medicina, todavía hay situaciones anecdóticas, como cuando en un congreso internacional se vio como única mujer entre todos los ponentes hombres. En otra ocasión, en una reunión internacional, un colega le preguntó si en España dejaban a las enfermeras acudir a congresos.  También entre los pacientes, que le preguntan cuándo verán al médico, si ha realizado la operación en otras ocasiones, o que le toman por una estudiante.

Ante todos estos casos, María Delgado reconoció que “nunca me aminoré ante un hombre, hice lo que tenía que hacer y punto”.  Sin embargo, tuvo palabras de agradecimiento hacia aquellas personas que le han dado “ese empujoncito que todos necesitamos a veces para echar a andar”, entre los que citó al también cirujano torácico de Vithas Fátima, Emilio Peña.

María Delgado también mostró su pasión por su trabajo, especialmente en lo referente al trasplante pulmonar que realiza en el hospital público de A Coruña, y en la videocirugía que practica en el Hospital Vithas Fátima de Vigo. También habló de sus proyectos de futuro de la mano del grupo Vithas con la introducción del robot quirúrgico Da Vinci en la cirugía torácica pulmonar y mediastínica.

La Dra Delgado Roel concluyó con una frase: “nadie te recordará por tus notas, tu currículum o por ser hombre o mujer, sino por tu forma de ser, tu buen hacer como profesional y tu capacidad de trabajar en equipo”.

Aquí puedes ver la  entrevista a María Delgado que realizó Marta Clavero, de la edición digital de Faro de Vigo.

Dejar respuesta