Paracetamol versus ibuprofeno. Principales diferencias y usos.

¿Ibuprofeno o paracetamol? ¿Quién no se ha formulado esta pregunta cuando ha padecido algún dolor o malestar? Para solucionar esta duda y, sobre todo, para conocer las indicaciones de cada una de estos fármacos tan comunes en nuestro día a día hoy vamos a exponer las principales diferencias entre ellos.

  1. Acción antiinflamatoria y analgésica

Mientras que el paracetamol no posee una acción antiinflamatoria y actúa únicamente como calmante (analgésico) de dolores de cabeza o producidos por lesiones o procesos gripales, el ibuprofeno sí que tiene este doble efecto (analgésico y antiinflamatorio). De esta manera es prescrito para el tratamiento de lesiones musculares, artritis, dolor menstrual, dolor de muelas, anginas, etc.  Ambos a su vez reducen la fiebre.

  1. Dosis máxima diaria.

Las dosis de paracetamol pueden variar entre los 500 mg y 1 g cada 8 horas, en función del dolor y la fisonomía del paciente. Hay que tener especial cuidado en no superar la cantidad de 1 comprimido cada 8 horas si estamos tomando la dosis de 1 gramo. Si estamos tomando 650 mg, podemos ingerir hasta 1 comprimido cada 6-8 horas.

En cuanto al ibuprofeno, la dosis máxima que podemos tomar no debe superar los 600 mg/ 8 horas, aunque tu médico podría aumentar la dosis si lo considerara necesario. Al tratarse de un medicamento sintomático, no estamos obligados a tomar exactamente los 3 comprimidos al día, tomaremos los que necesitemos en función de cómo se calme el dolor, sin superar la dosis máxima recomendada.

  1. Estómago vacío vs estómago lleno.

Partiendo de la premisa de que siempre es recomendable ingerir cualquier este tipo de medicamentos con el estómago lleno, las diferencias entre ibuprofeno y paracetamol en este sentido son también palpables. La irritación que el paracetamol produce en nuestro estómago es nula y no es necesario que hayamos ingerido algún alimento con anterioridad.  Lo que no debemos olvidar es que un mal uso o abuso puede producir daños hepáticos graves.

El ibuprofeno, por su mecanismo de acción, sí que puede dañar la barrera protectora del estómago y por ello debemos tomarlo siempre después de haber comido algo. Aparte, podría tener efectos negativos sobre el sistema cardiovascular. Su consumo continuado en el tiempo recomienda también el uso de un protector de estómago.

En resumen…

  • Ambos fármacos son eficaces analgésicos y reductores de fiebre.
  • El ibuprofeno tiene un efecto mucho más rápido, reduciendo igualmente la inflamación.
  • Pese a no tener las mismas propiedades antiinflamatorias, el paracetamol cubre muchos de los usos del ibuprofeno, pero posee la ventaja de tener menos efectos secundarios como los problemas estomacales.
  • Durante un breve periodo de tiempo, es seguro compaginar la toma de ambos medicamentos.
  • Por último, no olvides consultar a tu médico para disipar cualquier duda que te surja con respecto a los usos y dosis más recomendadas, así como a la duración del tratamiento.

Dejar respuesta